Omicrono, la tecnología de El Español

Una de las cosas que siempre me han fastidiado desde el punto de vista del estudiante de medicina y esperemos futuro medico, es la manía de los posibles pacientes de la sociedad actual que, en lugar de consultar a su medico porque se sienten mal por algún tipo de signo o síntoma, se contentan con buscar información en la Red de redes.

Parece ser que esta actitud tiene un nombre propio, hablo de la cibercondria (tendencia de personas no-profesionales de la salud a autodiagnosticarse a partir de la información que hallan en Internet). Este fue el termino que utilizaron Ryen White y Eric Horvit, investigadores de Microsoft, para llamar a los hipocondríacos del siglo XXI.

Internet puede ser un arma de doble filo, buena en el sentido de la cantidad de información y la rapidez de acceso a ella, pero fatal en el sentido contrario, cuando no se sabe usar tal información, ya que dar tantos recursos a una persona hipocondríaca es como darle una cerilla a un piromano.

Si cualquiera de nosotros, por curiosidad, busca cualquier tipo de enfermedad en la Red, puede encontrar verdaderas barbaridades y en la mayoría de los casos son síntomas fatales que puede que el paciente de tal enfermedad nunca sufra porque muchas, muchísimas enfermedades y sobretodo las graves, tienen diferentes fases o estadios, y la misión del medico es que el paciente no llegue a tales estados y por supuesto que no se llegue a la muerte como se habla en muchas descripciones de estas enfermedades.

Personalmente ya me estoy mentalizando para aguantar, como futuro profesional, a estos pacientes y espero que durante el tiempo que aun me queda como estudiante la gente pueda darse cuenta que, lo mejor que pueden hacer si de verdad están enfermos, es consultar con un profesional porque, señores y señoras, el Dr.Google no se ha especializado en ninguna rama de la medicina.

Te puede interesar
1 de 1