Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Hoy la curiosidad del día será el sistema muscular esquelético. ¿Nunca os habéis preguntado cuantos músculos son necesarios para realizar todos los movimientos de nuestro día a día? Ese número es aproximadamente 650.

Para caminar llegamos a usar hasta 200 músculos.

El músculo más largo es el Sartorio, que llega a medir hasta 40 cm y cruza en diagonal desde la zona externa de la cintura pélvica hasta la rodilla.

El músculo más voluminoso es el Gluteus Maximus, es decir, la nalga.

El músculo menos voluminoso es el Estaperio con 0,12 cm, el cual controla el estribo, uno de los 3 huesos situados en el oído.

El músculo más potente del cuerpo no se puede entrenar en el gimnasio, pues es el músculo Masetero, situado en la cara y responsable de la masticación junto a otros músculos. En 1986 Richard Hofmann consiguió dar un mordisco de 442 kg de fuerza, toda una proeza, pues es 6 veces la fuerza normal de esta acción.

Los músculos más trabajadores y rápidos de nuestro organismo son los del ojo, realizando hasta 1 millón de movimientos por día. Podemos abrir y cerrar el ojo hasta 5 veces por segundo.

Los músculos faciales, que son los más observados por los demás, son un total de 18. Necesitamos hasta 17 músculos para sonreír, pero este número se eleva hasta 43 si lo que hacemos es fruncir el ceño. Sabiendo esto, creo que vale más la pena sonreír, solo por ahorrar trabajo a nuestro sistema muscular.

Para finalizar, algunos músculos curiosos: El músculo Cigomático es el responsable de elevar nuestras comisuras labiales, para sonreír; y el músculo Buccinador, también llamado músculo del silbido, nos sirve para tocar la trompeta, hinchar un globo o apagar las velas de la tarta de cumpleaños.

Por último, el músculo Orbicularis oris, el músculo del beso, pues este es el que usamos para fruncir o plegar los labios para besar. Para realizar un beso francés usamos hasta 34 músculos.