Omicrono, la tecnología de El Español

La homeopatía, una pseudociencia de la que se habla mucho últimamente. Nació allá por el siglo XIX, gracias al médico sajon Samuel Hahnemann (1755-1843), caracterizada por el uso de remedios sin ningún tipo de ingrediente activo, sin ninguna base científica sostenible.

Es decir, con la homeopatía se pretende “imitar” a la enfermedad, para poder así curarla. Al contrario que la medicina normal o alopática, se basa en la imitación, y no al contrario.

Los “medicamentos” homeopáticos se basan en diluciones extremas de sustancias, que se toman en cantidades infimas, ya que suponen que estas diluciones guardaran la memoria de la sustancia pero no así su toxicidad. Es, según la opinión de muchos, donde me incluyo, poco mas que un efecto placebo.

En 2005, la revista The Lancet un estudio que confirmaba precisamente esto, que con la homepatía no se consigue mucho mas efecto que con un simple placebo. Sin embargo, aún en el siglo XXI y después de tantos y tantos estudios y trabajos científicos, cada vez son mas numerosos los cursos dedicados a explicar la homeopatía en las universidades.

Como curiosidad: 8000 médicos han recetado alguna vez en su vida un medicamento homeopático. Y en España, en solo 7 años, el número de pacientes que se trata con esta medicina alternativa ha pasado del 15 al 30%.

Además, hay que añadir que los tratamientos son muy individualizados, y no hay legislatura vigente para saber quien puede y quien no puede administrar este tipo de terapias pseudocientificas. En el 2007 hubo un intento de legislación en nuestro pais que no llego a buen puerto, y el Ministerio de Sanidad reconoció que es tremendamente complicado regular esta practica.

Por los artículos que he ido leyendo, personalmente pienso que es otro fraude mas, que se aprovecha de la desesperación de los pacientes, haciéndoles creer a nivel psicológico que esa simple dilución hará milagros. En definitiva, se venden placebos a precio de milagros.

Para concluir os dejo aquí una viñeta de la web Amazings, donde ilustra con un poco de humor qué es esta pseudociencia:
Te puede interesar
1 de 1