Omicrono, la tecnología de El Español

Hace unos días os preguntábamos que alimentos podrían mejorar la calidad nutricional de los típicos cereales de desayuno. Lo cierto es que nos pillo con el cambio del formato de la web y la respuesta se ha demorado un poco, así que la escribo como una entrada nueva.

Como ya vimos, para mejorar las desventajas de los cereales, un desayuno que sea una buena  opción no debería contener azúcares añadidos, su contenido en fibra debería ser apreciable pero moderado y su aporte de sodio debería ser relativamente bajo. Aunque para hacer una definición un poco más completa de un desayuno equilibrado, también estaría bien decir que, al ser (o al menos debería ser) una de las principales comidas del día, debemos aportar una correcta combinación de hidratos de carbono, proteínas y grasas así como un buen aporte de vitaminas y minerales.

Antes que nada, matizar que no existe el desayuno perfecto y que la idoneidad del mismo dependerá de muchos factores como preferencias alimentarias, disponibilidad de alimentos o de la complementación nutricional que hagamos en las siguientes tomas del día.

Pregunta: ¿dónde podemos encontrar alimentos que no presenten las desventajas de los cereales de desayuno?

Respuesta:

-En cereales no procesados como la avena (no posee azúcares añadidos, tampoco se le ha adicionado sal, su IG es medio y su contenido en fibra es destacable)

-En cereales procesado que buscan un público más interesado en la salud como los Weetabix original (poseen una mínima cantidad de azúcar añadido -4-5g por cada 100g- y aportan una cantidad destacable de fibra, no obstante, su contenido en sodio es similar al de otros cereales de desayuno y su índice glucémico, aunque es algo menor, continua siendo medio-alto);

-En pan de centeno / pan de nueces/ pan multicereales, ya que no poseen azúcares añadidos, (un consejo: cercioraros bien de que no compráis pan de harina refinado con salvado de trigo, que es como elaboran la mayoría de “pan integral”) y su índice glucémico aunque algo alto, se verá disminuido al acompañar con algún proteico o algún tipo de grasa (ejemplo: tostada de tomate con aceite de oliva y jamón serrano). Su contenido en sodio, aún teniendo el pan con menos sal de Europa, es alto.

Ejemplos de desayunos completos con estos componentes:

  • Yogur con avena, pasas y nueces. Una taza de cerezas.
  • Queso fresco batido con weetabix. Puñadito de almendras y albaricoques.
  • Café con leche. Tostada de centeno con aceite de oliva, tomate, orégano y salmón ahumado. Fresas.
Te puede interesar
4 de 5