Omicrono, la tecnología de El Español

Lo hemos conseguido con éxito. Tras mucha tensión y vivir los auténticos 7 minutos de terror en los que la señal tardaba en llegar desde Marte hasta la Tierra confirmando que el Curiosity llegaba a la superficie del planeta rojo, los gritos de celebración, los abrazos y las lágrimas de felicidad llenaban la sala de control de la NASA.

El Curiosity ya está en Marte, y la imagen que encabeza este artículo es la primera de muchas que llegarán. No es ninguna maravilla, pero es la confirmación de que el vehículo está en tierra extraterrestre, preparado para comenzar la exploración del planeta.

Enhorabuena a todo el equipo que han logrado algo tan importante.

10 de 10