Omicrono, la tecnología de El Español

En un estudio que será presentado el 15 de febrero, en la reunión anual de la Society for Maternal-Fetal Medicine, en San Francisco, California, los investigadores de Tufts Medical Center presentarán los resultados que muestran los efectos de la obesidad materna en un feto, específicamente en el desarrollo del cerebro.

El estudio, llevado a cabo en la Mother Infant Research Institute (MIRI) en el Tufts Medical Center en Boston, Massachusetts, observó el desarrollo fetal en 16 mujeres embarazadas, ocho obesas y ocho esbeltas, para ver qué efectos tiene la obesidad materna sobre la expresión génica fetal . Los investigadores han descubierto que los fetos de las mujeres obesas tenían diferencias en la expresión génica ya en el segundo trimestre, en comparación con los fetos de las mujeres que tenían un peso saludable. Entre ellos cabe destacar los patrones de expresión génica sugestivos de un desarrollo anormal del cerebro en los fetos de las mujeres obesas.

Durante la gestación, los fetos pasan por un proceso de apoptosis (muerte celular programada). Sin embargo, en los fetos de las mujeres obesas se observó una disminución de la apoptosis, que es una parte importante del desarrollo neurológico fetal normal. La Dra. Diana Bianchi, autora principal del estudio y directora ejecutiva del MIRI, describe la apoptosis como un proceso de poda, de limpieza de espacio para un nuevo crecimiento.

“Las mujeres no se sorprenderán al oír que la obesidad durante el embarazo puede conducir a la obesidad en el niño,” dijo la Dra. Andrea Edlow, autora principal del estudio y becaria en Medicina Materno-Fetal del Centro Médico Tufts. “Pero, lo que sí podría sorprenderles es el potencial efecto que tiene sobre el desarrollo del cerebro de su niño no-nato”.

Es demasiado pronto para saber las implicaciones de sus hallazgos, pero la obesidad materna es un problema que crece rápidamente en los EE.UU. dónde una de cada tres mujeres es obesa durante la concepción. La conclusión del estudio apunta a la importante función de los estudios de expresión génica como éste para ayudar a dilucidar los posibles mecanismos para las recién descritas alteraciones del neurodesarrollo postnatal en los niños de mujeres obesas, incluyendo un aumento de las tasas de autismo y alteración en la regulación del apetito hipotalámico.

El equipo de investigación espera que sus conclusiones y los datos futuros lleven a las mujeres que buscan quedar embarazadas a ser más saludables, minimizando el riesgo para su hijo.

Las Dras. Bianchi y Edlow, dicen que el siguiente paso en su investigación será utilizar un modelo de ratón para examinar los genes que se expresados diferencialmente en los fetos de las mujeres obesas, genes que podrían estar implicados en el desarrollo neurológico fetal anormal.

Fuente: Science Daily

8 de 9