Omicrono, la tecnología de El Español

La imagen de arriba es una foto de la Tierra tomada por la sonda Voyager 1 a 6 mil millones de kilómetros. La Tierra es ese punto azul pálido que está rodeado.

Mirad otra vez a ese punto. Ese punto es aquí. Ese punto es nuestro hogar. Ese punto es nosotros. Todos a los que tú amas, todos a los que tú conoces, todos de los que alguna vez has oído hablar, todos los seres humanos que alguna vez han existido.. vivieron sus vidas en ese pequeño punto.
La suma de todo nuestra alegría y sufrimiento. Miles de confiadas religiones, ideologías y doctrinas económicas. Todo cazador y presa, todo héroe y cobarde, todo creador y destructor de civilización, todo rey y campesino, toda joven pareja enamorada, todo madre y padre, niño esperanzado, inventor y explorador, todo defensor de la moral, todo político corrupto; toda superestrella; todo “líder supremo”; todo santo y pecador es la historia de las especies vivió ahí, en una mota de polvo suspendida en un rayo de sol.

La Tierra es una sólo una pequeña pincelada es el inmenso lienzo cósmico. Pensad en los ríos de sangre derramados por todos esos generales para que, embriagados de gloria y triunfo, pudieran convertirse momentaneamente en gobernantes de una pequeña fracción de un punto. Pensad en las interminables crueldades sufridas por los habitantes de una punta de este pixel por los prácticamente indistinguibles habitantes de la otra punta. ¡Que frecuentes sus malentendidos, que impacientes están siempre para matarse entre ellos, que intenso es su odio! Nuestras opiniones, nuestra imaginada auto-importancia, la ilusión de que tenemos alguna posición privilegiada en el Universo quedan puestas en entredicho por este punto de luz pálida.

Nuestro planeta es una pequeña mota en una enorme oscuridad cósmica. En la oscuridad en la que nos hallamos, en toda esta inmensidad, no hay absolutamente ningún motivo para pensar que para salvarnos a nosotros mismo vayamos a recibir algún tipo de ayuda externa. Por ahora, la Tierra es el unico mundo conocido que alberga vida. No hay ningún otro sitio, al menos en un futuro próximo, al que pudiesemos migrar. Visitar, probablemente.. colonizar, aún no. Nos guste o no, por el momento la Tierra is donde nosotros nos la jugamos. Se dice que la astronomía es una experiencia que potencia la humildad y nos desarrolla el carácter. Probáblemente no hay mejor demostración de los sinsentidos de los engreimientos humanos que esta lejana imagen de nuestro diminuto mundo.

Para mí, esta imagen subraya nuestra responsabilidad de cuidar los unos de los otros lo mejor posible, y de preservar y celebrar este punto azul pálido, el único hogar que jamás hayamos conocido..

No es que de repente me haya salido una vena poética (y mucho menos de esta calidad), me temo que este texto no es mío, sólo la traducción lo es (Así que si veis algo que no os guste probablemente sea culpa mía :P). El autor de este discurso no es otro que el grandísimo Carl Sagan a petición del cual hicieron que la sonda Voyager 1 se diese la vuelta después de pasar Neptuno y tomase la foto. Es, en mi humilde opinión (y nunca mejor dicho pues de humildad va toda esta entrada), una de las fotos más impresionantes que jamás he visto. Todo el significado que está englobado en ese pequeño pixel de color azul pálido no se puede expresar con palabras; aunque, sinceramente, el discurso que acabo de traducir y transcribir se acerca mucho. Merece la pena oirlo recitado por el propio Sagan, así que aquí lo tenéis con subtítulos.

Y todo ésto no os lo traigo porque sí: el viernes la sonda Cassini nos va a hacer una foto desde Saturno. Así que poneros guapos y no olvidéis saludar 🙂

Te puede interesar
2 de 11