Omicrono, la tecnología de El Español

La exploración espacial es algo que motiva al ser humano desde tiempos inmemoriales: conociendo la curiosidad humana, es normal que queramos explorar por nosotros mismos que hay más allá de nuestra atmósfera.

Pero las misiones espaciales no se quedan en los resultados y las muestras traídas del espacio, sino que muchas veces surgen curiosidades o verdaderas chorradas a lo largo de la misión, o durante el antes y el después. Podríamos decir que estas son las curiosidades que son menos conocidas, pero que siguen siendo parte de la historia del hombre en el espacio.

“Shit Happens” ahora en el espacio

Apollo 10 audio trans

Lo que tenéis en la imagen de arriba es una transcripción de audio sacada de la misión Apollo 10. En ella el piloto del módulo lunar Eugine Cernan, el comandante piloto del módulo John Young y el comandante Thomas Stafford discuten… sobre un excremento flotando en cabina. Un caso que en Cuarto Milenio deberían investigar algún día.

Abstenerse bajitos y montes

Los requisitos para poder manejar naves espaciales para la NASA no son casi nada: grado en matemáticas/ciencias/ingeniería, 1000 horas como comandante de un avión, pruebas físicas… pero no te valdrá de nada estudiar y prepararte si no estás entre los 1.57-1.90 metros de altura. Estos requisitos son algo menos duros para especialistas de misión (1.48-1.93m), pero la altura sigue siendo algo insalvable.

La NASA mantiene 1 de cada 1.000 patentes estadounidenses

Normalmente la gente suele patentar diseños para solucionar necesidades y problemas que puedan ir surgiendo. Pero, obviamente, diseñar naves espaciales y mandar a humanos fuera de la Tierra supone encontrar nuevos problemas que nadie se había encontrado antes, y que las soluciones que la NASA encuentra se patentan.

Neil Armstrong no se equivocó en su frase…

Thats one small step for (a) man

Para los que sepan inglés en la sala, aquí toca una clase de gramática: la mítica frase que se escuchó cuando pisó suelo lunar, en su versión original, fue “That’s one small step for man”, cuando para que esa frase fuera correcta necesitaría colocar una preposición (“a” en concreto) delante de man.

Por una parte, el propio Neil Armstrong afirma que es imposible equivocarse si piensas que la frase no tendría sentido sin esa “a”. Aunque hay otras teorías que atribuyen esto a la pobre calidad del sonido de la transmisión y el acento de las personas de Ohio, que tienden a juntar la pronunciación de “for a” y podría no haberse escuchado en la Tierra como Armstrong realmente dijo en la Luna.

… y la frase no fue espontánea

Seguimos hablando de la frase que conocemos todos. Neil mantuvo hasta su muerte que esa frase que se quedaría grabada en la humanidad fue planeada justo después de aterrizar el módulo lunar, pero una entrevista con su hermano ha revelado que esa frase se le ocurrió meses antes de la misión mientras jugaba a una partida de Risk.

El Presidente Nixon preparó un discurso por si las cosas se torcían

La meta era poner a un hombre en la Luna, pero en el camino podían suceder muchísimas cosas que podían acabar con una misión fallida y tres astronautas caídos. Nixon preparó un discurso por si las cosas salían mal, por si acaso no lo conseguían.

Pero no sólo había un discurso preparado para la circunstancia, además un clérigo debía tomar los mismos procedimientos que en un entierro en el mar, pero con la diferencia de que debía encomendar sus almas a “the deepest of the deep”, lo más profundo de las profundidades. Terrorífico y bonito a partes iguales.

La luna y el espacio huelen de forma diferente

Los astronautas que han estado en diferentes misiones Apollo han dicho a su vuelta que la luna llegaba a oler de forma diferente, como a brasas mojadas en una hoguera o pólvora quemada. Esto se suma a los astronautas que han hecho paseos espaciales en la Estación Espacial Internacional, que afirman que olían a filete quemado o frito.

La explicación que ha dado Louis Allamandola,  fundador y director del laboratorio de astrofísica y astroquímica del centro de desarrollo NASA Ames es que el espacio esta lleno de hidrocarburos que huelen como el metal, los gases producidos con la combustión del diésel, o una barbacoa.

Autógrafos: seguros de vida para los astronautas del Apollo 11

covers apollo 11

A pesar de que en los años 60 no existían cosas como eBay, los astronautas de la misión sabían que su firma iba a ser muy valorada en determinados mercados. Por ello, cuando entraron en cuarentena, empezaron a firmar postales en su tiempo libre que luego fueron a parar a las manos de un amigo. Este amigo, en días importantes como el día del lanzamiento o el día del aterrizaje del módulo lunar, envió estas postales a los familiares de los astronautas.

Hoy en día estas postales pueden llegar a alcanzar cifras de 30.000 dólares en subastas: estas postales eran un seguro de vida para los familiares de los astronautas, en el caso de que no lo llegaran a conseguir sus familias tendrían un futuro.

La NASA hipnotizó a Peter Conrad (Apollo 12) para evitar que maldijera

Peter Conrad tenía una manía que la NASA temía: cuando su mente empezaba a divagar, empezaba a blasfemar en voz alta. Para evitar una desgracia social de la NASA de grandes magnitudes, le hipnotizaron antes de su misión: un psiquiatra le metió en la cabeza que cuando su mente empezara a divagar, el debía canturrear, y en las transmisiones de la misión se puede ver como las suyas tienen “dum de dum dum dum” y “dum do do do, do do”.

Beber agua en el espacio es más difícil de lo que parece

Apollo 10 audio trans 2

Volvemos a las transcripciones de la misión Apollo 10, en concreto a una parte en la que Cernan, Young y Stafford se pelean con el mecanismo que debía de proveerles con agua mientras en el centro de control se reían de sus intentos. Podéis ver la transmisión en la imagen.

La NASA manda al Space Core al espacio

SpaceSphereNasaTechEdSat

Para la última curiosidad que sólo pillarán los más jugones de lugar, tenemos que movernos a un periodo más reciente. 2012, la nave espacial de reabastecimiento japonesa HTV-3 se dirige a la Estación Espacial Internacional para, eso, reabastecer. Pero lo que nadie se esperaba, y filtró una fuente anónima de la NASA, es que uno de los paneles que llevaba tuviera un Space Core grabado en laser junto con la frase “In spaaaaaace!”. Por suerte podemos confirmar que ni Chell ni GlaDOS iban en ese vuelo.

Fuente | IO9, Thinking With Portals

  • Diego A.

    La última me ha matado jajajaja Espero que no hagan un portal en el la Luna, que entonces se lía una buena xD

  • bichomen

    Muy bueno el articulo, pero lo de que el espacio huele diferente, cuando ellos no tienen ningún contacto con la atmósfera, porqué ellos se encuentran en los transbordadores y cuando salen al espacio llevan escafandras cerradas herméticamente, osea !que no se como pueden oler algo de fuera!

3 de 12