Omicrono, la tecnología de El Español

Probablemente muchos de vosotros tendréis una cafetera en casa que funcione con cápsulas: se han hecho muy populares estas máquinas que, con darles un poco de agua y una cápsula de café, nos preparan un café en un momento. Pueden ser mejores o peores que las cafeteras antiguas o el café que podamos tomarnos en la calle, pero poco a poco estas cafeteras han estado entrando en muchas casas.

Los que las tengáis en casa, también sabréis que podríamos dividir las cápsulas que compramos en dos tipos: las oficiales, que son las que vende el fabricante para acompañar a la máquina, y las de terceros, que son las que otros fabricantes de café venden a un precio algo más bajo haciendo la competencia a las oficiales.

Pues bien, Keurig (un fabricante norteamericano de cafeteras) planea introducir un método en sus próximas cafeteras por el cual sólo las cápsulas del fabricante funcionen. Podríamos decir que es como si fuera un tipo de DRM, pero en el café: O utilizas nuestras cápsulas, o te quedas sin café. Será a finales de año cuando las “Keurig 2.0” lleguen al mercado con esta nueva característica.

O utilizas nuestras cápsulas, o te quedas sin café

Green Mountain Coffee es la empresa que está detrás de las cafeteras y las cápsulas, además de la patente de las K-Cups que ha durado hasta 2012. Para que os pongáis en situación, los competidores de Green Mountain venden sus cápsulas un 15-25% más baratas que las “oficiales”, algo que a los consumidores no se les debe de haber pasado por alto. Y parece que en Green Mountain, en vez de tratar de competir en igualdad de condiciones, directamente van a eliminar a la competencia dejándolas fuera de juego.

El cómo planean hacerlo sigue siendo un misterio, ya que nadie parece tener documentación acerca de cómo planean meter el DRM en la cafetera y las cápsulas, pero podrían ser muchas formas: códigos de cualquier tipo impresos, chips propietarios… o, como dice un lector de Arts Technica, si la máquina detecta el aroma de un café de verdad se apaga.

El caso es que no sabemos si este intento de poner vallas al campo va a funcionar o le va a salir el tiro por la culata: probablemente pillará a los más incautos al principio, pero no creo que nadie quiera comprar una cafetera con DRM. ¿Vosotros que decís?

Fuente | Arts Technica

  • blairo

    Yo he tenido una nesspreso y ahora tengo una dolce gusto, en esta hasta ahora solo he usado originales pero en la primera si que estuve probando un tiempo capsulas compatibles, llegando a usar incluso las recargables (capsulas que veo absurdas por que la gracia de estas maquinas es la facilidad y limpieza de uso frente a las expreso tradicionales) y acabe volviendo a las originales por que me gustaba mas el sabor de esos cafes.
    Ahora bien, una cosa es que yo como usuario decida que me gusta su cafe y por eso las compro aunque sean un pelin mas caras y otra es que traten de imponermelo a la fuerza en cuyo caso se pueden meter la maquina por donde les quepa

    • IvánD3

      Ahí estoy bien de acuerdo. Yo tengo una cafetera expresso más bien estándar, que acepta monodósis genéricas (bueno, no tan estándar, 18 bares de presión) y me gusta bastante, porque puedo usar café normal, o monodósis(como dices tú, a veces manda la pereza)
      La magia del mercado en mi opinión (y la tuya) se basa en la libre elección. Que vayan obligando por ahí no les da buena imagen

  • Viti

    Yo tengo la tassimo de bosch, y las capsulas a parte de ser estrañas ( tipo disco) tienen un código de barras el cual la maquina reconoce y hace un tipo de café u otro. No probé a comprar capsulas que no sean del fabricante pero si esta bien programado no deberia de poder usar otras, no?

    • IvánD3

      ¿Por qué no debería? Lo más probable es que según el código use agua, leche o lo que sea a x temperaturas(bueno, creo que la maquina solo usa agua a x temperatura)
      Si las capsulas compatibles cumplen dicha especificación ¿por qué no debería poder usarse? El único motivo que veo es que el fabricante gana menos dinero (cosa que, al menos a mi, me importa poco tirando a nada)
      Osea, si yo ahora lanzo un capuchino marca “IvanD3” y la especificación para prepararlo es la misma que el capuchino “Tassimo”, con usar el mismo código de barras debería valer.
      Si vas a usar los originales porque te gustan, está bien, yo en ese caso no puedo. Tengo espíritu de ingeniero, y no me gusta hacer lo que las empresas quieran que haga. Quizás suene un poco soez, pero a las tecnologías propietarias y políticas rastreras les pueden dar bien por culo. Afortunadamente para esos tipejos, gente tan extraña como yo no se suele ver xD

5 de 5