La policía española arresta a mas de 20 usuarios de redes sociales

Adrian Raya hace 4 años

No hace mucho que lo que se decía en Internet no tenía ningún tipo de repercusión en la vida real. Es cierto que podías insultar y soltar cualquier tontería que se te pasase por la cabeza, pero también podías hablar sin complejos y con la seguridad que da el anonimato. Con la popularización de las redes sociales este concepto está desapareciendo, y cada vez queda mas claro que tenemos que tomar responsabilidad de lo que decimos; esto se ha demostrado hoy con la detención de mas de 20 personas acusadas de enaltecimiento del terrorismo en redes sociales.

El Ministerio del Interior así lo ha anunciado, como si fuera una sola operación aunque en realidad se trate de varios casos, cada uno con sus peculiaridades. Por ejemplo, está el caso de @Aitor_Cuervo, un poeta con mas de 6.000 seguidores famoso por sus ideas de izquierdas y sus denuncias al gobierno español; ahora, junto con 19 personas mas por el momento, pasará a juicio.

Enaltecimiento del terrorismo en redes sociales

Los motivos detrás de cada arresto evidentemente varían, pero Interior da el mismo motivo para todos: “enaltecimiento del terrorismo”, ya sea por elogiar a la banda terrorista ETA o por burlarse de las víctimas de esta. Sin conocer cada caso en particular es difícil saber cuáles son los mensajes concretos que han provocado su detención. Por una parte se echa en falta mas información por parte del Ministerio, pero por otra hay que tener en cuenta que la operación continúa y que se habla de que podría seguir hasta mañana.

Ni que decir tiene que estos arrestos están provocando una gran polémica en las redes sociales; hay quienes se alegran de que ya no se pueda insultar a las víctimas sin consecuencias, pero por otra hay muchos que ven esto una pérdida de tiempo e incluso como arrestos políticos.

Ese es el problema de esta acción de la policía; puede que en efecto muchos de estos usuarios hayan cometido un delito de enaltecimiento del terrorismo, pero para muchos internautas detener a alguien por decir lo que piensa es algo impensable, incluso si lo que dice es atroz. Es un problema generacional; los que llevamos mucho tiempo en la red estamos acostumbrados a encontrarnos con gente que piensa de manera contraria a nosotros o a trolls que “buscan las cosquillas”, y aprendemos a ignorarlos o a discutir con ellos si es necesario.

Estos arrestos (que no terminarán con nadie en la cárcel a menos que no sea su primera condena) pueden ser la chispa que avive el debate sobre la libertad de expresión en la red en España. Es un tema delicado y que enfrenta conceptos diferentes de “libertad de expresión”, por lo que es seguro que lo veremos desarrollarse en los próximos meses.

Fuente | Europa Press