Omicrono, la tecnología de El Español

Es curioso como pueden llegar a cambiar las cosas tras una crítica o descubrimiento de algo. Históricamente, se han usado como animales de laboratorio tanto ratones como ratas, ya que son animales manejables y fáciles de usar, por lo que los típicos ratoncitos de color blanco siempre se han asociado a la investigación. De hecho, muchísima ciencia actual depende de experimentos previos con estos animales, por lo que la noticia que os traemos hoy podría echar abajo muchos de los resultados científicos que conocemos: Los ratones tienen miedo a los hombres, pero no a las mujeres.

La importancia del miedo de los ratones en la ciencia

raton_laboratorio

El estudio que ha llegado a tal conclusión ha sido realizado por Jeffrey Mogil, de la Universidad McGill, y sus colegas. E incluso ha llegado a publicarse en la prestigiosa revista Nature Methods. Eso si, aunque puede que para algunos no sea más que una curiosidad, Mogil afirma que podría ser algo muy perjudicial para la ciencia en general.

Este investigador afirma que, si los ratones temen más a los hombres y no a las mujeres, esto podría reflejarse en su nivel de estrés (aumentado si son manejados por hombres), cosa que podría llegar a alterar el resultado de muchas investigaciones donde se tuvieran en cuenta las hormonas que controlan dicho estrés. Además, va más allá, pues Mogil comenta que no solo habría alteraciones en el comportamiento sino también en el funcionamiento de las células de otros órganos por el simple hecho de que los animales se encontrarían más estresados si el experimento se ha llevado a cabo por hombres. Esto lo demostrarían mediante aumentos de temperatura, de niveles de corticosterona y de otras hormonas del estrés, además de mostrar dolor en las escalas faciales de ratones. Todo ello delante de hombres, pero no de mujeres, curiosamente.

La razón del miedo de los ratones a los hombres

ratones_investigacion

Según afirma Mogil, la razón por la que los ratones reaccionarían así al olor masculino humano sería que tienen miedo de cualquier olor de los machos. Es decir, su comportamiento de miedo se daría igualmente delante de cualquier especie, siempre que el individuo fuera macho (hombre, en el caso del ser humano). Pero no sería un miedo de depredación, sino de competencia, ya que son animales muy territoriales.

Finalmente, como curiosidad, Mogil afirma que ese miedo desaparece si el macho está 45 minutos en la habitación antes de manejar al animal en cuestión. Pero claro, como el propio investigador afirma, hacer esto no saldría rentable porque “es demasiado aburrido“. Aún así, espera que su estudio sirva para que se tenga en cuenta el género del experimentador en las futuras investigaciones (o no, porque se mire por donde se mire, no saldría rentable).

Vía | The Verge.

  • Roberto Blackdmon

    siempre que el individuo fuera macho (hombre, en el caso del ser humano).

    si, los machos de otras especies suelen ser mujeres…….. llevo 1 semana leyendo esta pagina…y creo que le doy 2 dias mas. noticias falsas, sensacionalistas, antiguas y mal redactadas……….

    es una pena parecia buena pagina, pero cada dia leo mas barbaridades…..
    (el tema de ls feromonas y el olfato es un tema jamas estudiado………ironic mode on)

    • Bueno, la definición de “hombre”, por si no ha quedado claro en el paréntesis, solo se da para la especie humana. Para las demás especies el término usado es macho. Por tanto, no veo clara ninguna mala redacción en ese sentido, aunque te invitamos a realizar todas las críticas constructivas que veas pertinentes 😉

  • omar

    Y los hombres a las mujeres y las mujeres a los ratones. Es una cadena.

    • Joshua

      jajajajajajajajaja

6 de 19