Durante muchos años la Game Boy original fue la consola mas vendida con diferencia; incluso comparándose con las de sobremesa, no importaba cuántas generaciones pasaran que la pequeña de Nintendo seguía triunfando. Hoy en día podemos volver a disfrutar de algunos de sus juegos en las consolas actuales gracias a la Consola Virtual de Nintendo, pero también podemos disfrutar de una experiencia mas fiel y montar nuestra propia consola portátil.

Partidas retro en nuestro bolsillo

Así lo explican las instrucciones publicadas en Adafruit, donde nos explican que la base del proyecto es una Raspberry Pi que se encarga de ejecutar Linux con un emulador; de hecho, no tenemos porqué limitarnos a juegos de Game Boy y también jugar a arcades MAME o nuestra consola retro favorita, pero en este caso la falta de botones jugará en contra (y nunca mejor dicho).

gameboy-raspberry-2

La Raspberry Pi está conectada a una pantalla TFT Adafruit de 2.8 pulgadas, y obtiene la electricidad de una batería de 2200 mAh (¡dile adiós a las pilas AA!). Para los botones se ha optado por un guiño a los aficionados, ya que provienen del mando de una Super Nintendo, aunque no estoy seguro de que mucha gente quiera sacrificar uno de estos. El paquete lo completa la carcasa, que es impresa en 3D y cuyos archivos podemos descargarnos directamente de la web para usar en nuestra impresora. También se incluyen esquemas para conectar las diferentes partes.

gameboy-raspberry-1

Este puede ser un buen proyecto para este verano, y lo mejor es que las instrucciones parecen fáciles de seguir. Si estáis interesados solo tenéis que leer la guía en el enlace inferior.

Fuente | Adafruit