Omicrono, la tecnología de El Español

En su día os explicamos los problemas que podía poner el grupo sanguíneo a la hora de donar o recibir sangre, pues normalmente sabemos que tipo tenemos cuando se dan estas circunstancias, y nos suele servir para poco más, aunque el simple hecho de donar sangre tiene sus beneficios. Sin embargo, tener un tipo de sangre u otro puede conllevar más quebraderos de cabeza de los que parece en primera instancia, e incluso relacionarse con algunos problemas de salud. Que nadie entre en pánico, pues el grupo sanguíneo no se puede cambiar y es para siempre, pero el riesgo de sufrir cualquiera de estos problemas de salud puede reducirse con una dieta adecuada y un estilo de vida saludable. Veamos 5 problemas de salud relacionados con el grupo sanguíneo.

1. Problemas de memoria

pérdida de memoria

Como ya comentamos en una ocasión, poseer el grupo sanguíneo AB podría aumentar el riesgo de deterioro cognitivo, es decir, un mayor riesgo de problemas de aprendizaje y pérdida de memoria. El estudio, que se publicó en la revista Neurology, afirmó que los individuos con el grupo sanguíneo AB tenían hasta un 82% más propensos a padecer dificultades de memoria, lenguaje y atención, lo que en última instancia podría conducir a la demencia. Sin embargo, el riesgo de demencia como tal no se llegó a analizar.

2. Cáncer de estómago

Helicobacter_pylori

Continuando con la relación con el grupo sanguíneo AB, según otro estudio publicado en la American Journal of Epidemiology, aquellos individuos con este tipo de sangre tendrían hasta un 26% más de riesgo de sufrir cáncer de estómago en comparación al grupo B u O (el grupo A tendría un riesgo aumentado del 20% en comparación a estos dos últimos).

Esto se debería a una bacteria ya bastante conocida en el ámbito de la medicina, el Helicobacter pylori, que poseen hasta dos tercios de la población mundial pero que parece “activarse” en los individuos con sangre tipo AB o tipo A, aumentando el riesgo de cáncer de estómago por la interacción con el sistema inmune,

3. Úlceras de estómago

estómago

Enlazando con el punto anterior, el mismo Helicobacter pylori también es conocido por causar o aumentar el riesgo de sufrir úlceras gástricas según el grupo sanguíneo, en este caso el tipo O según otra investigación. La causa sería similar, debiéndose a una interacción con el sistema inmune por parte de esta bacteria, aunque de momento no se sabe exactamente cómo se produce.

4. Enfermedades cardíacas

corazon_sano

Cambiando a otro órgano de nuestro cuerpo, pasamos al corazón. En este caso existen dos caras de la misma moneda, pues por una parte el tipo O parece tener hasta un 23% menos de riesgo de sufrir una enfermedad cardíaca en comparación con el resto de grupos sanguíneos, según un estudio de la Escuela de Salud Pública de Harvard que también comentamos en su día. Por su parte, aquellos que tienen un grupo sanguíneo AB o B tendrían un mayor riesgo de enfermedades cardíacas.

Según los investigadores, la hipótesis que se baraja es que ciertos grupos sanguíneos se habrían relacionado con mayores tasas de inflamación, algo que en ultima instancia aumentaría el riesgo de enfermedades del corazón.

5. Cáncer de páncreas

cancer_pancreas

Finalmente, otro de los problemas de salud relacionados con el grupo sanguíneo sería el cáncer de páncreas, aunque en este caso sería un beneficio si se posee un grupo sanguíneo tipo O, ya que se tendría hasta un 50-70% menos de riesgo de padecer este tipo de cáncer según un estudio publicado en Nature Genetics.

Por su parte, otro trabajo identificó que poseer un grupo sanguíneo tipo A podría aumentar el riesgo de cáncer de páncreas, sobre todo si se asociaba el tipo A y el consumo de tabaco, pues tan solo poseyendo este grupo sanguíneo no parecía existir una relación significativa.

2 de 14