Omicrono, la tecnología de El Español

Jon “Neverdie” Jacobs quiere ser el presidente del mundo virtual. ¿Significa esto que el mundo virtual ya es como el mundo real?

Los videojuegos multijugador ya forman una parte importante de la economía actual, generando puestos de trabajo alrededor del mundo y moviendo millones de euros.

Así que, ¿Por qué no deberíamos tomar decisiones que afecten a este mundo como en la vida real? Esa es la base de la candidatura de Jon Jacobs, más conocido por el nombre de “Neverdie” que usa en el juego Entropia Universe.

Este podría ser el futuro presidente del mundo virtual

entropia

Al igual que Second Life, Entropia Universe cuenta con una economía basada en el dinero real en el que los jugadores pueden vivir otras vidas, aunque en este caso el juego tiene una ambientación de ciencia ficción. Sus creadores cuentan 1.5 millones de usuarios registrados, y algunos de ellos han invertido grandes cantidades de dinero en mejorar su vida virtual; en total, el año pasado se movieron 320 millones de euros.

presidente del mundo virtual

Neverdie fue uno de ellos, hipotecando su casa para invertir 94.500 € en crear una discoteca virtual a la que acudían jugadores “de toda la galaxia”; ganaba 200.000 € al año con ella, y acabó vendiéndola por otros 400.000 €.

Con tanto dinero en juego, es normal que aparezca la política. Neverdie quiere dirigir a esta nueva generación, y como a todo buen político, no le faltan las promesas: está “convencido” de crear 1.000 millones de puestos de trabajo. Cualquier persona de 14 años puede registrarse como ciudadano virtual en la iniciativa de Neverdie para votar en las futuras elecciones a Presidente de la Realidad Virtual, un puesto que no será remunerado, al menos en el primer mandato.

¿Veremos pronto debates virtuales entre los candidatos?

Fuente | President of Virtual Reality | Morning Star | Huffington Post

Te puede interesar
  • Brndlprq

    ¡Jon pa’ presidente!
    Ahora en serio, no sólo hay una mierda de realidad, sino que ahora también hay una mierda de realidad virtual.

2 de 21