Omicrono, la tecnología de El Español

Debe ser muy duro ser el bicho más odiado de la tierra. Todos odiamos las cucarachas, huimos despavoridos ante su presencia, como si de un tigre de Bengala se tratara, y hasta el más valiente ha lanzado en algún momento un grito de terror al verlas. Para ello hay muchas excusas, por supuesto. “No, a mí no me dan miedo, es sólo que hacen un ruido muy desagradable al pisarlas”. “¿Asco? No, no. Pero vete tú a saber si transmiten alguna enfermedad”. Lo que yo os digo, que a todos nos dan miedo y, por eso, huelga decir que el Cucal nos ha salvado de  un buen síncope en más de una ocasión. Pues bien, cuando entre amigos estamos hablando de este tema,siempre surge la misma pregunta: “Si las cucarachas pueden sobrevivir a un ataque nuclear, ¿qué lleva el Cucal?”. Es una de esas preguntas que se lanzan al aire, son seguidas de unas cuantas carcajadas y nunca obtienen respuesta. Es más, si de repente alguien la contestara, quedaría bastante repelente. Y como quedar repelente en el fondo es maravilloso, en este artículo os doy la respuesta para que podáis contestar la próxima vez que surja la pregunta.

¿Por qué pueden sobrevivir las cucarachas a un ataque nuclear?

Antes de adentrarnos en el interesante mundo del Cucal, es importante que tengamos clara la causa por la que las cucarachas soportan tan bien la radiación. De hecho, mientras que los humanos soportamos hasta 500 rads, la cucaracha común es capaz de seguir con vida hasta las 6400 rads. La causa de esta diferencia reside en el hecho de que la radiación actúa, principalmente sobre el ADN replicante de las células que se están subdividiendo. En humanos las células se encuentran en una división constante, pero en cucarachas las células se dividen una vez por semana, cuando mudan la piel, de modo que es más difícil que se vean afectadas.

¿Qué tiene el Cucal ®?

spray-24302_1280 (1)

Preguntarse qué tiene el Cucal para matar un ser vivo que soporta la radiación es como preguntarse qué tiene la pimienta, que no le hace nada malo a un diabético. La radiación y los componentes químicos del Cucal son totalmente diferentes y, por eso, sus efectos no tienen por qué parecerse. Sin embargo, no os voy a dejar con la duda y os voy a hablar un poco de estos componentes.

Los tres componentes principales con efecto insecticida son la cifenotrina, el d-tetrametrin y el piriproxifeno. El primero es un insecticida específico de cucarachas, mientras que los otros tienen un efecto más general, actuando sobre el sistema nervioso y la hormona juvenil de los insectos respectivamente. El bloqueo de la hormona juvenil impide que las larvas puedan avanzar hasta la etapa adulta, de modo que no llegaríamos a tener en casa esas cucarachas gigantes que deberían pagar parte del alquiler.

A pesar de todo, está demostrado que algunas cucarachas pueden llegar a desarrollar resistencia a estos componentes, como los humanos que desarrollan resistencia a antibióticos al ser sobreexpuestos a ellos, pero bueno, hasta que eso ocurre, está claro que es bastante mejor para mantenerlas a raya que la radiación. Y si no, siempre nos quedará salir corriendo.

Imágenes: Pixabay  Pixabay

Fuentes: Hablando de ciencia Xataka ciencia Excelsior

Te puede interesar
11 de 21