Omicrono, la tecnología de El Español

En los últimos meses Albert  Einstein está volviendo a ser protagonista en los medios de comunicación, tal y como sucedió durante la primera mitad del siglo XX, cuando se consolidó como uno de los científicos más influyentes de la historia.

En 2015 se conmemoró el primer centenario de su Teoría de la Relatividad, así como el 60 aniversario de su muerte. Asimismo, el descubrimiento de las ondas gravitacionales le ha reafirmado como genio. Ahora, un libro publicado por la periodista científica Claudia Kalb se pregunta si Einstein padecía de Síndrome de Asperger, y si tal enfermedad pudo ayudarle en sus descubrimientos.

El Síndrome de Asperger es una enfermedad mental muy relacionada con el autismo, que afecta sobre todo a la capacidad de establecer relaciones sociales. Además, las personas que la padecen suelen presentar una inteligencia más marcada y un interés inusual acerca de temas que para la mayoría no son atractivos.

El Síndrome de Asperger: ¿enfermedad o forma de ser?

relatividad einstein 1El libro que recoge esta idea se titula Was Andy Warhol a Hoarder: Inside the Minds of History’s Great Personalities. En él se analiza psicológicamente a algunas de las personalidades más influyentes de la historia: Charles Darwin, Abraham Lincoln y, por su puesto, nuestro protagonista: Albert Einstein.

Una de las pruebas que hacen sospechar a la autora era el rechazo del científico a las convenciones sociales, sobre todo en su niñez. Por ejemplo, Einstein solía cuestionar la autoridad de sus profesores, lo que terminaba produciendo serios enfrentamientos. A los 15 años, uno de sus profesores le terminó diciendo que “no llegaría a nada en la vida” y que “su sola presencia mina el respeto que me debe la clase”

Asimismo, su descuidada apariencia y forma de vestir también puede hacer pensar que la mente de Einstein no funcionaba como la del resto de la gente (idea que, por otro lado, tampoco es nueva). Por último, su intenso interés en temas científicos muy específicos, en este caso la física, es otra característica mental de los que sufren este síndrome. De hecho, es sabido que las matemáticas, las ingenierías y otras disciplinas científicas atraen a un gran número de estos enfermos.

Sin embargo, también es necesario destacar que el límite que separa la salud y la enfermedad mental es extremadamente difuso. Tanto es así que muchos psicólogos consideran el Síndrome de Asperger simplemente como un tipo de personalidad, no como una enfermedad. Lo que sí parece claro es que, al igual que la forma de ser de cada uno de nosotros, estas características mentales conllevan inconvenientes y ventajas. Ventajas que, en este caso, convirtieron a Einstein en el científico más importante de su tiempo.

¿Tenía Einstein Síndrome de Asperger? Al menos, algunos rasgos

einsteinWalter Isaacson es uno de los que más luz puede arrojar sobre este asunto, puesto que ha escrito la biografía del científico. En su opinión, las dificultades de Einstein para aceptar algunas de las normas sociales no era más que anecdótica. De hecho, el alemán impartía clases y llamativas conferencias, y conversaba con admiradores de todo el mundo. Por tanto, la conclusión a la que se llega es que Einstein no padecía tal enfermedad, pero sí que poseía algunos de sus rasgos psicológicos.

Lo que sí deja claro el libro de la autora es que ciertas características mentales patológicas pueden ayudar a realizar grandes invenciones y descubrimientos. Así, ciertas enfermedades mentales no siempre tienen por qué suponer un lastre en el éxito de las personas. En su estudio sobre 12 de las mentes más importantes de la historia, Kalb descubre en Darwin rasgos de ansiedad, en Lincoln de melancólico y en Andy Warhol de acaparador compulsivo.

En definitiva, para aportar a la sociedad algo distinto, ya sea en la ciencia, las artes o la política, es necesario tener una forma de pensar distinta, aunque a veces esto suponga acercarse a lo que podría considerarse como “enfermedad mental”.

Fuente | Psychology Today

Te puede interesar
  • Qué nivel de ignorancia más grande de quién escribe este artículo. El Asperger no es una enfermedad! Y si partimos de esta gran mentira, todo lo que le sigue carece de valor en este artículo tan pretencioso.

5 de 8