Omicrono, la tecnología de El Español

Un nuevo proyecto quiere implementar Hyperloop en Europa, pero, ¿será la revolución que puede ser en EEUU?

Cuando Elon Musk presentó su idea de Hyperloop, el vehículo que usa un sistema de colchón de aire para alcanzar velocidades de 1.300 km/h, quedó claro que podíamos estar ante el transporte del futuro, o un fracaso absoluto, sin medias tintas.

Sobre todo porque, en vez de centrarse en el proyecto personalmente, Musk decidió dejar la implementación de Hyperloop en manos de varias compañías independientes, cada una con su diseño y sus objetivos, pero todas centradas en hacer el transporte realidad en EEUU.

Minutos para saltar de una capital a otra

Ahora una de estas compañías, Hyperloop Transportation Technologies, ha decidido saltar el charco y probar suerte en Europa, para unir tres capitales en apenas unos minutos.

En concreto, la ruta que HTT quiere abrir uniría las ciudades de Viena, Bratislava y Budapest, y ya ha llegado a un acuerdo con el gobierno de Eslovaquia para el desarrollo de la tecnología y la infraestructura de Hyperloop, aunque no ha especificado los términos.

El ministro de economía del país ha anunciado su apuesta por Hyperloop porque podría “redefinir el concepto” de los viajes y la cooperación a través de las fronteras europeas.

hyperloop 3

En otras palabras, sería posible ir de un sitio a otro muy rápidamente. En concreto, sería posible hacer el viaje entre Viena y Bratislava en apenas ocho minutos a alta velocidad, mientras que el viaje entre Bratislava y Budapest se podría hacer en diez minutos.

Claro, que la distancia entre estas ciudades no es muy larga, 56 kilómetros entre Viena y Bratislava y 160 kilómetros entre Bratislava y Budapest, pero sería una buena demostración de las posibilidades de Hyperloop y de cómo podría interconectar toda Europa.

Dudas sobre si realmente necesitamos Hyperloop en Europa

hyperloop-1

Pero, ¿realmente necesitamos el Hyperloop en Europa? A diferencia de EEUU, aquí sí que tenemos una red de ferrocarriles muy avanzada y perfectamente usable que se expande por toda Europa y más allá, por lo que los beneficios del Hyperloop no serían tan evidentes como en EEUU.

En pocos casos los clientes estarían tan desesperados por llegar a su destino que no pudiesen coger directamente un tren o un avión, lo que hace dudar de la viabilidad económica del proyecto.

Hyperloop no será barato de fabricar, el propio Musk tenía previstos unos costes de 6.000 millones de dólares para crear una versión para pasajeros y de 7.500 millones de dólares para una versión para transporte de mercancías.

Aunque Hyperloop tiene sentido en los vastos estados norteamericanos donde los únicos métodos de transporte son el coche y el avión, puede que no encaje tan bien en los diminutos países del viejo continente, pero es pronto para decirlo, ya este acuerdo no implica que vayamos a ver el Hyperloop circular por los paisajes europeos.

  • Sygurd

    Siempre existirá gente con suficiente dinero para pagar el valor adicional y ahorrarse unas horas sentado en otro trasporte; no solo por comodidad si no porque su tiempo vale muchísimo mas. Ademas es un sistema que usa vias especiales con ‘vehículos’ pequeños, asi que es de suporner que su segmento de mercado (por ahora) no es el masivo y no sera de uso para el ciudadano de ‘a pie’.

    • Adrián Madueño

      Asi como ha sido siempre, todas las cosas nuevas primero son para los ricos y despues se abarataran para que los demas las catemos tambien

4 de 17