Omicrono, la tecnología de El Español

Las personas que toman el Sol tienden a ser más longevas, a pesar de que tienen mayor probabilidad de padecer cáncer de piel.

A esta paradójica conclusión llegó un grupo de investigadores que durante 20 años se dedicó al estudio y análisis del modo de vida de un grupo de más de 29.000 individuos de género fémenino y edad comprendida entre los 25 y 64 años, todas procedentes de Suecia.

Dicho análisis no sólo reveló una mayor esperanza de vida entre las mujeres que tenían el hábito de exponerse de manera activa al Sol , sino que además éstas presentaban menores complicaciones cardiovasculares y una disminución en el número de muertes por enfermedades de carácter no cancerígeno.

Los peligros de no tomar el Sol

sol

No obstante, y como cabía esperar, la principal causa de la muerte en aquellas mujeres que se expusieron más frecuentemente al Sol , fue el cáncer de piel. El efecto positivo que la estrella de nuestro sistema planetario parece tener sobre la salud humana se debe en su gran mayoría a la cantidad de vitamina D.

El déficit de esta vitamina en nuestro organismo se relaciona con un mayor riesgo de padecer diabetes o incluso demencia, y conduce a enfermedades de distinto tipo. Sin embargo, otro de los mecanismos ligados a la luz solar es la radiación UV, con un gran impacto sobre las células de nuestra piel, tanto a nivel externo (como la aparición de manchas en la piel) como interno.

¿Por qué tomar el Sol es mejor que no hacerlo?

dejar-de-fumar-con-vacuna

No obstante, existe una excepción en cuanto a los efectos nocivos del Sol , ya que el estudio se apoya y corrobora los resultados obtenidos en uno realizado con anterioridad en Queensland, Australia, en el que se demostró que la exposición moderada al sol podía prevenir el cáncer de páncreas. En concreto, las personas nacidas en zonas con mayores niveles de radiación ultravioleta presentaron a su vez un 40% menos de probabilidad de desarrollar el cáncer de páncreas.

Por otro lado, los investigadores descubrieron que las mujeres que no fumaban y que evitaban la exposición al Sol presentaban la misma esperanza de vida que aquellas fumadoras y acostumbradas a tomar el Sol regularmente. “Este hallazgo fue uno de los más sorprendentes con los que nos encontramos en nuestro estudio.

El hecho de que las mujeres que más tiempo pasaron expuestas al Sol resultasen ser igual de longevas que aquellas no fumadoras y no acostumbradas a tomar el Sol , sugiere que evitar la exposición solar es un factor de riesgo de la misma magnitud que el tabaquismo“, afirma el autor principal del estudio Pelle Lindqvist.

En contra de lo que tradicionalmente se había pensado, una relación demasiado restrictiva en cuanto a la exposición solar podría ser más perjudicial que beneficiosa”.

  • Y si los hombres tomamos sol? Nos crecen tetas?

10 de 14