Omicrono, la tecnología de El Español

Muchas veces nos preguntamos si es más sano tomar cafeína para entrar en el mundo por las mañanas o si, por el contrario, es mejor consumir teína.

Empezaré el artículo dando la respuesta: ninguna de las dos es mejor o peor que la otra; porque, básicamente, son la misma sustancia. Tendemos a confundirlas porque a veces los efectos parecen muy diferentes, pero lo cierto es que se trata del mismo compuesto químico, contenido en plantas diferentes.

Lo que ocurre es que el resto de sustancias presentes en el café o el té reaccionan con la cafeína, haciendo que actúe de un modo distinto. Pero, para empezar, ¿qué es la cafeína?

¿Qué es la cafeína?

cafeina (1)

La cafeína es un alcaloide de sabor amargo,  típico de algunas plantas, como el café. Aunque es capaz de paralizar y matar a aquellos insectos que osen alimentarse de la planta, en humanos sólo actúa como estimulante del sistema nervioso central, por lo que solemos consumirlo para salir del letargo en el que nos encontramos cuando nos acabamos de levantar.

Como os decía, su nombre se debe básicamente a que fue aislada por primera vez de la planta de café, pero también aparece en otras plantas, como el guaraná o el té, en las que pasa a llamarse guaraína o teína, respectivamente.

¿Teína o cafeína? ¿Por qué no nos sientan igual?

cafe

Vale, si se supone que son lo mismo, ¿por qué no me afectan del mismo modo? Además de la cafeína, estas plantas tienen otras sustancias que interfieren con la cafeína, dando lugar a nuevos efectos.

Por ejemplo, el té contiene grandes cantidad de polifenoles, que ralentizan el ritmo de absorción de la cafeína. Por eso, cuando bebemos una taza de té no sentimos el subidón inmediato que experimentamos con el café, pero seguimos notando algo de efecto muchas horas después.

Por otro lado, la concentración de cafeína en cada una de estas bebidas es diferente, siendo mucho más alta en el café, especialmente en el claro, ya que el proceso de tostado reduce significativamente las cantidades de esta sustancia.

En cuanto al café descafeinado, solo hace un poco de honor a su nombre, pues lo cierto es que sigue conteniendo una pequeña cantidad de cafeína, que en España no puede ser superior al 0’3%.

Entonces, ¿qué es mejor? ¿Teína o cafeína? El problema está en la formulación de la pregunta, pues lo correcto sería cuestionarse si es mejor beber  té o café.  Y como hemos visto tantas otras veces en este blog, si no tenemos ninguna patología que contraindique el consumo de cafeína, cualquiera de las dos bebidas es igual de apta, ya que incluso pueden aportar grandes beneficios a nuestra salud. A la hora de elegir, todo depende de lo rápidos, intensos o duraderos que queráis que sean los efectos.  Y si ninguno os convence, siempre podéis optar por un chocolatito; que, por cierto, también posee una pequeña proporción de cafeína. ¡Si es que está en todas partes!

  • kandepeich

    Aquí un asiduo bebedor de café y té que ha disfrutado con el artículo 😉

    Gracias por compartir!

14 de 14