Omicrono, la tecnología de El Español

Uno de los principales motores de la investigación es el ejército. Por ejemplo, las capas de invisibilidad, con las que soñamos y que los ejércitos ya están comprando.

Pero no son las capas de invisibilidad y los metamateriales lo único novedoso en materia de camuflaje militar. De hecho muchos de los avances que llevan años utilizándose como camuflaje aún hoy suenan a ciencia ficción o al menos a tecnología futurista. Y es que entre el secretismo militar y la poca cobertura que hay en los telediarios y periódicos sobre avances científicos y tecnológicos, uno acaba pensando que los ejércitos aún batallan con armaduras.

El camuflaje ha pasado de ser una ventaja en el campo de batalla a ser un pieza clave en la estrategia de cualquier ejército a medida que las guerras se alejan cada vez más del estilo clásico de ejército contra ejército en un descampado y el último que quede en pie gana. Así que ahora que hemos sabemos que nos estamos perdiendo mucho, vamos a entrar en materia y contar lo que de momento se puede saber.

El camuflaje del futuro: Del estilo clásico a la capa de invisibilidad

camuflaje 5

El camuflaje es el intento más primitivo de volverse invisible. Es este aspecto lo que siempre se ha buscado ha sido intentar imitar las técnicas de ciertos animales que se vuelven “invisibles” a base de confundirse con el entorno en el que se encuentran. A partir de esto surge el camuflaje militar que de vez en cuando se pone de moda, que ha ido evolucionando hasta el camuflaje pixelado del que ya os hemos hablado otras veces.

Pero hay que seguir mirando más allá y avanzando a lo que parece imposible: la invisibilidad. Para ello hay varias técnicas que podemos dividir en dos grupos: redirigir la luz para que siga el mismo camino que si no hubiera nada en medio; y la otra que consiste en proyectar una copia exacta de lo que se encuentra detrás del objeto de forma que cuando alguien te mire, lo que vea sea la proyección de lo que tienes detrás y de la sensación de que no estás.

Hacerse invisible con camuflaje es una realidad desde hace años

capa_invisibilidad_harrypotter

Parece que aún hoy es imposible hacerse invisible y desaparecer de la vista de una cámara o una persona, pero la realidad es que es posible inclso desde 2011, como podéis ver en el vídeo bajo estas lineas. En este caso el tanque que vemos se vuelve invisible en la banda infrarroja, lo que significa que las cámaras de visión nocturnas que funcionan “viendo” el calor no son capaz de ver dicho tanque.

Esto es de gran utilidad tambien para esquivar misiles térmicos que siguen objetivos calientes. El truco (o ingenio) de esta magia está en el recubriendo que llevan los tanques. Dicho recubrimiento está hecho de placas Peltier, que pueden cambiar su temperatura rápidamente. Esto junto con unas cámaras térmicas que se dedican a hacer un mapa del entorno que luego las placas Peltier replican para conseguir la invisibilidad.

Esto es mucho más sencillo con calor que con luz, porque es mucho más barato producir calor y porque las cámaras infrarrojas son menos precisas que las ópticas. Este tanque que vemos en el vídeo se encuentra en proceso de producción y testeo, con un plan para producirlo en masa y exportarlo en 2018. ¿La ironía de la historia? Esta vez son los polacos los que están construyendo los tanques más avanzados del mundo.

  • Larry Page

    Los millonarios sabemos de invisibilidad hace decadas, los llamamos paraisos fiscales.

4 de 7