Omicrono, la tecnología de El Español

Cada día estamos más obsesionados con evitar el sobrepeso y, por ende, la obesidad.

Y no es para menos. Los estudios nos han bombardeado con las mil y una graves consecuencias que tiene la obesidad por el mero hecho de existir, y nuestros propios ojos ven cada día como la población obesa sigue creciendo y, con ella, todas esas consecuencias. Pero, ¿y el sobrepeso? ¿es tan malo pasarnos algún kilo de nuestro peso ideal según el IMC?

Pues puede que no. De hecho, es posible llegar a afirmar que el sobrepeso es más saludable que el supuesto “peso ideal” que nos marca nuestro IMC, y por supuesto es más sano que la obesidad. Al menos, así se desprende de un reciente estudio de casi 40 años de duración y hasta 100.000 participantes publicado en la revista JAMA.

El sobrepeso es más saludable que tener un bajo peso

A pesar de que hoy en día los endocrinólogos (médicos especialistas en hormonas humanas, incluyendo enfermedades como la diabetes o la obesidad) siguen estando a favor del uso del Índice de Masa Corporal o IMC, en los últimos años los nutricionistas sí se han puesto en pie de guerra contra esta fórmula que se basa en nuestro peso y altura, sin tener en cuenta que dicho peso puede provenir de músculo o grasa sin que la fórmula lo diferencie.

IMC

Ahora, diversos estudios están llegando a la conclusión de que cada vez este IMC es menos útil. Esto no quiere decir que debamos tirar por la borda la dieta saludable, el gimnasio o el deporte, no. Lo que quiere decir el estudio dirigido por Borge Nordestgaard del Hospital Universitario de Copenhague y sus colegas es que debemos replantearnos el uso del IMC y el término “exceso de peso“.

Para el estudio, Nordestgaard y sus colegas analizaron el índice de masa corporal de 100.000 individuos desde 1976 hasta 2013, casi cuatro décadas de investigación de tres grupos de personas recluatadas con 15 años de diferencia aproximadamente.

Sabemos que en el IMC un peso “sano” es un IMC desde 18.5 a 24.9; el “sobrepeso” va de 25 a 29.9 y la “obesidad” es un IMC mayor de 30. Paradojicamente, respecto a la mortalidad total, los individuos con un IMC catalogado de sobrepeso vivían más (tenían menor riesgo de muerte) que aquellos que tenían un peso “normal”, incluso teniendo en cuenta otros factores como edad, sexo, antecedentes familiares, nivel socioeconómico o tabaquismo.

La compleja clasificación del peso, a examen

peso_corporal

En otras palabras, es posible que debamos replantearnos que significa “peso saludable” realmente. En teoría, un “peso normal” (IMC 18.5 – 24.9) debería ser aquel peso ideal donde se sufran menos enfermedades y se llegue a vivir más y mejor. Sin embargo, durante estos últimos 40 años de estudio se ha visto que “peso normal” no es igual a menor mortalidad. De hecho, el sobrepeso es más saludable en términos de riesgo de mortalidad.

Este no es el primer estudio que llega a esta conclusión, pero sí es el más largo y con más datos a analizar. Ya en el pasado año 2013 otro estudio publicado en JAMA consistió en un gran meta-análisis de más de 100 estudios diferentes y llegó a una conclusión similar: El sobrepeso es más saludable y tiene un menor riesgo de mortalidad que el resto del IMC.

Por su parte, otro estudio publicado en el International Journal of Obesity en marzo de 2016 ya criticó el uso del IMC como método para clasificar el nivel de salud cardíaco o metabólico.

Las limitaciones del estudio: El sobrepeso es más saludable, con algunas excepciones

colesterol

Por otro lado cabe añadir que en el estudio los investigadores también detectaron que algunos riesgos para la salud relacionados con el exceso de peso, como el colesterol o la tensión arterial, están mucho mejor tratados ahora que hace 40 años, lo que significaría que es posible tener sobrepeso y estar “más sano” gracias a dicho tratamiento.

Por otro lado, existen otras limitaciones, como el hecho de que los 100.000 individuos analizados provengan de Copenhague (Dinamarca), todos ellos de raza blanca, algo que podría alterar resultados si midiésemos los mismos parámetros en otras zonas del planeta. Un claro ejemplo son las personas asiáticas, las cuales desarrollan diabetes tipo 1 y 2 y enfermedades cardiovasculares a pesar de tener un IMC bajo.

Aún así, tras diversos estudios afirmando lo mismo, una cosa está clara: El riesgo de mortalidad debe calcularse usando datos mucho más complejos que el peso y la talla de un individuo.

  • Vill Gueitz

    Lo sabía!!! Estoy sano, más que sano. Reboso de salud.

  • Gamusino Ácido

    Que te sobre algún kilo no es para pegarse un tiro, el problema está en que hay gente que se escuda en ello para no admitir alguna cosilla.
    Y así, muchas veces cuando oyes “no pasa nada por tener un par de kilos de más” en realidad significa “me sobran mínimo 6 o 7 kilos” (y ya son 3 veces más que ese par de kilos que decían al principio)

  • Mauxx Rtg

    v: algo me dice que el estudio esta trucado

  • Miguel Soto Luque

    Los últimos ciento sesenta y cinco mil años de nuestros ancestros humanos, homínidos y monos antropomorfos, etc hacia la charca primordial SE CARACTERIZARON POR EL RUGIR DE TRIPAS. El envejecimiento empieza a los 25. No a los 60, 50 ni siquiera 40 ni 30. El pan, las pastas, los cereales, la leche, la mantequilla, el café, el té TODO ESO NO ES SINO RELLENO, BAZOFIA CIVILIZADA PARA LLENAR LA PANZA. ¿ La saciedad? NO TIENE NI CIEN AÑOS DE TRADICIÓN. Los romanos tomaban pulventum o harina con agua al mediodía. Si eras legionario, lo mismo pillabas unas lentejas y unas cabezas de pescado. Los vikingos comían dos veces al día. El desayuno eran gachas de avena o centeno y la cena algún pescado y alga, poco más. Si ese año ” Hans” estiraba la pata ( o el niñato le eutanasiaba a pedradas) lo mismo se comían al viejo jamelgo. La carne desecada o la leche agria no era para todos los dias, sino contadas ocasiones. Desayuno, Almuerzo, Merienda y Cena SÓLO EXISTEN DESDE HACE PRÁCTICAMENTE NADA. Hasta la misma postguerra mundial, los japoneses rebañaban clara de huevo cruda en arroz o trozos de berenjenas o pimientos agrios fermentados en el interior de barricas de conserva. Así en todas las partes del Mundo. Saquen sus propias conclusiones.

    • SAGA34

      No poseo un atico de lujo ni un yate pero ha sido leer tu comentario , abrir la nevera y sentirme afortunado al instante … Y mas aun teniendo en cuenta lo mucho que me gusta comer , por el momento no me ha pasado factura en cuanto a kilos y colesterol , ya veremos en el futuro pero por el momento me limitare a disfrutar del presente , nunca se sabe cuando podemos volver a sufrir y padecer ” el temido rugir de tripas ” , guerras , enfermedades , cambio climático … Puede que acabemos pasando hambre antes de lo que pensamos .

    • Victor Cereijo

      Bueno, antes la mortalidad era a temprana edad y ahora llegamos a los 80 años con muchísima mas facilidad. Eso no lo has pensado? Ahora somos mas saludables, y aguantamos mas tiempo, antes con 40 años como dices, ya se era anciano, ahora eso es media vida solamente.

  • leonardo varela

    Informacion con mucha redundancia. Recomiendo ir mas al grano.

  • Antonio Egea

    Este artículo pretende desinformar, dais a entender que estar gordo es mejor que estar en el peso ideal y lo que pasa es que el cálculo del peso ideal usando el IMC está desfasadoy no es fiable. Pero ni mucho menos que tener sobrepeso sea bueno. Lo que hacéis por unos clicks, vergüenza debería daros.

  • Julian

    La diabetes tipo I no tiene nada que ver con el sobrepeso. Esa es solo la II. Es un error frecuente pero hay que informarse.

6 de 13