Descubierto el cáncer más antiguo del mundo, de un millón de años

Descubierto el cáncer más antiguo del mundo, de un millón de años

Si creías que es una enfermedad moderna vas a cambiar totalmente de idea, pues investigadores descubren el cáncer más antiguo del mundo.

Si creías que el cáncer era una enfermedad moderna, este nuevo descubrimiento te hará cambiar totalmente de idea.

La sociedad actual se enfrenta a una continua expansión exponencial a nivel poblacional. Cada vez hay más personas en el globo terráqueo, pero no ocurre lo mismo con nuestros recursos y con el espacio que necesitamos para vivir. Fruto de innumerables factores, la frecuencia con la que aparecen ciertas enfermedades se hace mucho más notable, como es el caso del cáncer.

Es totalmente cierto que estamos rodeados cada vez de más mutágenos, agentes que aumentan la probabilidad de que presentemos un determinado tipo de cáncer. Pero de ahí a afirmar a que es una enfermedad moderna que surge como control de nuestra inminente superpoblación, hay un largo trecho. Es así, que este nuevo estudio publicado en South African Journal of Science demostrará que esta enfermedad no es cuanto menos actual.

Descubren el cáncer más antiguo del mundo

pez_fosil

El equipo de investigadores del Evolutarionary Studies Institute de la Universidad de Witwatersrand y del Centre for Excellence in PalaeoSciences surafricano, ha encontrado un grupo de fósiles cuya composición comparte una gran similitud con un tipo de cáncer actual. Los hallazgos parecen ser la clave para entender la evolución humana a lo largo de los años, afirma John Odes del Wits.

Comparamos un hueso de este banco de fósiles, con uno actual que presentaba un osteosarcoma y, por sorpresa, eran idénticos.

Con más de 1.7 millones de años de antigüedad, este fragmento de huesos nos da mucho que pensar. La duda más sustancial que se me ocurre, es por qué esta enfermedad no ha “evolucionado” a la par que lo ha hecho el ser humano. Ni logro responderla, ni lo han logrado los investigadores, quienes afirman que biológicamente este tipo de cáncer debería de haber cambiado.

Cómo este fósil cambiará nuestra percepción del cáncer

celula-cancer

Los cambios no nos hacen mucha gracia a los que nos movemos por el mundillo de la ciencia. Si queremos madurar una idea contra un problema que nos afecta, y sabemos que cambia con mucha facilidad la naturaleza de dicho problema, nuestras proyecciones cambian (a mal).

Un ejemplo es el virus de la gripe, cuyo genoma segmentado lo convierte en un rival difícil de combatir a largo plazo, pues en seguida puede cambiar el patrón que hemos diseñado con nuestras vacunas.

Por lo tanto, conocer que el cáncer no es gran partidario de estos cambios (aunque siga siendo diversa la naturaleza por la que pueda aparecer) es un gran factor a tener en cuenta en nuestra lucha contra la enfermedad.

Algunos de los cánceres actuales tiene una gran huella de los factores ambientales (dieta, tabaco y alcohol) pero otros se mantienen por así decirlo, bastante naturales. Como ocurre con el cáncer comparado con estos fósiles. Este descubrimiento sitúa una pieza más en el tablero de nuestra lucha contra el cáncer, una batalla de desgaste.

  • Astur

    Hostia sino parecía un bocata la foto