Omicrono, la tecnología de El Español

En Suecia están dispuestos a hacer algo muy diferente; crear una ciudad de verdad con un videojuego. O al menos un barrio.

Los videojuegos suelen tener una sola utilidad: divertirse o entretenerse. No es que no podamos hacer más cosas con ellos, por supuesto, pero todo lo demás son extras, añadidos a la función principal.

Por ejemplo, seguro que has leído alguna vez que profesores de Historia que usan videojuegos como Age of Empires o Civilization para enseñar a sus alumnos cómo eran las civilizaciones antiguas. También estamos viendo muchos ejemplos de profesores que usan Minecraft para crear nuevos mundos diseñados para enseñar todo tipo de conceptos.

Los videojuegos, herramientas para los que no son expertos

Claro, que es imposible aprender SÓLO con estos juegos, son más bien herramientas que ayudan. En general, por muy completo y detallado que sea el juego, nunca podrá sustituir a una herramienta profesional diseñada para esa tarea… ¿o no?

cities juego 1

Pongamos el caso de Cities: Skylines, la última entrega de la saga de gestión de ciudades que está considerada entre los aficionados como la sucesora espiritual de Simcity; es un juego absurdamente completo, no sólo podemos administrar todos los aspectos de nuestra urbe, sino que con el editor podemos crear nuestra propia ciudad y darle un toque único y personal.

Gracias a estas herramientas la afición ha podido recrear ciudades famosas de todo el mundo con sorprendente fidelidad; pero, ¿es realmente un editor tan bueno que puede competir contra herramientas profesionales?

En Estocolmo creen que sí, y están dispuestos a explorar las posibilidades de diseñar un nuevo distrito de la ciudad usando el juego. La idea sale del servicio público de construcción de la ciudad, Svensk Byggtjänst (literalmente, “edificio sueco”), y ha sido pensada en conjunción con Paradox, la editora de Cities: Skylines.

El plan para crear una ciudad de verdad con un videojuego

El objetivo es diseñar un nuevo distrito en Norra Djurgårdstaden (el Puerto Real de Estocolmo), una zona que en la actualidad está sin desarrollar y con muy pocos edificios; el nuevo barrio tendrá que acoger nada menos que 12.000 hogares y 35.000 puestos de trabajo, por lo que es un proyecto muy ambicioso que puede determinar el futuro de la capital sueca.

cities juego 3

Pese a lo importante que es, los responsables creen que pueden sacar ideas muy interesantes, no sólo del juego sino principalmente de los propios jugadores; por eso el próximo 3 y 4 de septiembre reunirán a profesionales del sector, planificadores urbanos, expertos de Paradox y jugadores de Cities:Skylines para encontrar posibles soluciones a los desafíos que supondrá la construcción de este nuevo distrito.

Desde el servicio público presentan esta colaboración como una manera de conectar con la ciudadanía y sus necesidades; en vez de construir el nuevo barrio y que luego la gente se queje, es mejor que la ciudadanía pueda participar en el diseño y expresar sus dudas. Los juegos son la herramienta perfecta para esto, porque no son tan complejos como para que sólo lo puedan usar los expertos, pero pueden llegar a ser tan completos como para una tarea semejante.

5 de 11