Omicrono, la tecnología de El Español

Uno de los principales problemas asociados a la malignidad y la gravedad de los procesos cancerosos es la metástasis.

La mayoría de pacientes fallecidos por esta enfermedad no lo hacen a causa de su tumor inicial, sino de alguno de los que resultan después de que las células cancerosas se propaguen por otras partes del cuerpo, a través de la metástasis.

Por eso, saber exactamente cómo funciona ésta es muy importante, pues si se consiguiese frenar de una forma más efectiva, los médicos dispondrían de más tiempo para tratar el cáncer, antes de que éste se extienda por todo el cuerpo. Son muchos los estudios científicos existentes que tratan de buscar una solución a este problema, pero el que os vamos a contar hoy es sin duda uno de los más novedosos y, aunque aún tiene que investigarse más a fondo en los hallazgos obtenidos, de momento sus resultados parecen ser una gran noticia para el mundo de la ciencia y para la humanidad en general.

DR6, la molécula responsable de la metástasis

cancer-2

Según estos investigadores de la Universidad Johann Wolfgang Goethe y el Instituto Max PLanck, la molécula responsable de la propagación tumoral conocida como metástasis es DR6 (Death-Receptor 6), pues es un mediador muy importante en la salida de las células cancerosas del interior de los vasos sanguíneos, por los que previamente se propagan a través de todo el cuerpo.

Como hemos visto en otros contextos, a menudo cuando una célula está dañada por algún motivo el propio organismo envía señales para que ésta se “suicide” a través de un proceso conocido como apoptosis.

En este caso, cuando las células tumorales han accedido al torrente sanguíneo, se produce un proceso muy parecido, llamado necroptosis, que deriva en la muerte de las células que revisten los vasos sanguíneos y linfáticos, dando lugar a huecos por los que el tumor podrá salir con facilidad. ¿Y quién da la orden para que tenga lugar esta muerte celular programada? Exactamente, es lo que estáis pensando, lo hace DR6.

Pasos futuros en el estudio de la metástasis

celula-cancer

De momento estos investigadores, que han publicado sus resultados en Nature, han llevado a cabo la inhibición de DR6 en ratones, consiguiendo que, efectivamente, se detenga el proceso de metástasis.

Sin embargo, aún queda mucho por hacer, en primer lugar porque deben comprobar si se produce algún tipo de efecto secundario y, en segundo lugar, porque también es necesario reproducir el ensayo en humanos, con el fin de estudiar si se desencadenan los mismos efectos.

Si esto no ocurriese, se deberían tener en cuenta otros estudios, como el que ha sido llevado a cabo recientemente por científicos de la Universidad de California, que creen que en realidad las células cancerosas no se propagan a través de los vasos sanguíneos, sino que lo hacen desde fuera de ellos, escapando por lo tanto de la quimioterapia y la inhibición de DR6.

Los resultados de este segundo estudio se encuentran en Scientific Reports y deben contemplarse para que en un futuro, ojalá cercano, la ciencia pueda decir que todos juntos lograron poner fin a una enfermedad tan terrible como el cáncer.

Te puede interesar
5 de 5