Omicrono, la tecnología de El Español

Internet es una red intercontinental gracias a los grandes cables submarinos que cruzan los océanos y a través de los cuales circula la información. ¿Cómo son esos cables? ¿Cómo ha crecido la red desde sus orígenes?

La grandeza de Internet es que cada vez más gente tiene acceso a él y por eso se ha convertido en un espacio multicultural y de conversación entre gente de todo el mundo (aunque aún hay mucho trabajo que hacer para universalizar Internet).

En cualquier caso, nada de esto sería posible sin los cables submarinos que cruzan los océanos y conectan islas y continentes para construir una red universal. Son grandes cables con una capacidad de transmisión de datos enorme. Esta red de cables submarinos ha crecido mucho desde sus orígenes, y a día de hoy un total de casi un millón de kilómetros de cable recorriendo la profundidades de los océanos.

Así ha evolucionado la red de cables submarinos

red de cables submarinos

En este GIF se pueden ver todos los cables que se han instalado desde 1988. Como se puede ver, al principio los cables se limitaban a conectar diferentes partes de un mismo continente, hasta finales de los años 90, cuando se instalo un cable que recorría toda la costa mediterránea y continuaba a lo largo de toda la costa índica hasta llegar a Japón. Poco después se instalaron también cables que conectaban América con Asia, Asia con Oceanía y América con Europa.

África fue el continente al que más tarde llegaron estos cables submarinos, teniendo que esperar hasta 2002 para que se instalara el primer gran cable a lo largo su costa atlántica, y no fue hasta 2009 que quedó también cubierta su costa Pacífica.

¿Cómo es un cable submarino?

cables submarinos

Fabricar e instalar un cable con unas capacidades de transmisión altísimas (hasta 60 Tb por segundo en los últimos) y que pueda resistir en el tiempo bajo el mar es muy complicado. Por eso los cables submarinos están fabricados en una estructura de capas destinada a proteger la fibra óptica en el centro.

En el exterior del cable hay una capa protectora de polietileno, el mismo plástico que se utiliza incluso en los chalecos antibalas. Bajo el polietileno encontramos una capa de acero trenzado que protege una barrera de aluminio destinada a evitar que entre agua en el cable. Y antes de llegar a la fibra óptica, aún queda una capa  de policarbonato y un tubo de cobre.

La privatización de la red de cables submarinos

Originariamente, estos cables submarinos eran utilizados por las operadores para proveer servicios a los clientes, sin embargo, en el último año cada vez más empresas están instalando sus propios cables para comunicación entre sus servidores.

cables submarinos

Por ejemplo, hace poco Google instaló un cable que va desde Oregón hasta dos puntos en Japón. Se trata del cable con mayor capacidad de transmisión jamás instalado (de 60 Tb/s, como decíamos antes) y está destinado a mejor comunicación entre sus propios servidores. Este es ya el cuarto cable de Google, y aseguran que tienen planes para instalar algunos más.

Ahora, otros grandes de Internet van a seguir sus pasos. Facebook y Microsoft, por ejemplo, se han aliado para construir un cable trasatlántico que vaya desde Virginia hasta España con una capacidad de 160 Tb por segundo. Esto es más de la capacidad total de la red América-Asia a finales de 2015.

Todo esto, por supuesto, se trata de un movimiento por parte de los gigantes de Internet para independizarse de las operadoras; según declaró el director de ingenieros de red de Facebook, estos proyectos permiten a las compañías “controlar su propio destino”.

  • Albert Bassa

    El cable que tenéis puesto en la foto es de electricidad no de datos.

    • yee

      cierto, creo que han puesto la foto y ni han leido su propio articulo(?)
      jajajaja

    • Domingo Luis Oscarez

      Con razón lo veía raro.

4 de 6