Omicrono, la tecnología de El Español

La mayoría de las poblaciones actuales descienden genéticamente de una sola ola de africanos de hace 72.000 años.

Sin embargo, es evidente que todas las sociedades han ido dividiéndose y progresando, dando lugar a poblaciones muy diferentes en todos los continentes. Pero, ¿hay alguna sociedad actual que se haya mantenido inalterable? ¿existe alguna civilización continuada, con el mismo ADN que hace miles de años?

Pues, según varios estudios publicados en Nature, sí. La sociedad más antigua del mundo se encuentra en Australia y son los aborígenes australianos, los cuales han mantenido su material genético inalterable hasta la fecha. Desde que se instalaron en Australia, no han recibido cambios.

La sociedad más antigua del planeta vive en Australia

australia

Todo comenzó hace 72.000 años, donde un solo grupo de migrantes salió de África, dando lugar a la mayoría de las poblaciones euroasiáticas modernas que han ido entremezclándose hasta nuestros días.

De entre estos migrantes nacieron también los aborígenes australianos y los papúes (antepasados de los indígenas de Nueva Guinea), los cuales se partieron hace 58.000 años hasta llegar a Australia, hace 50.000 años, siendo probablemente los primeros humanos en aventurarse a cruzar el océano. Sin embargo, estos aborígenes autralianos, la sociedad más antigua del mundo, habría conseguido permanecer inalterable hasta la fecha: Los primeros “exploradores humanos han mantenido su ADN íntegro desde aquel viaje por el mar.

Los indígenas de Papúa se dividieron hace 37.000 años, por lo que su ADN sí acabó siendo alterado. Sin embargo, los aborígenes australianos han conseguido estar prácticamente aislados hasta hace unos 4.000 años. Asimismo, a pesar de mantener casi todo su material genético inalterado, alrededor de un 4% de dicho ADN parece pertenecer a otra especie de homínido no identificada. Por lo visto tuvieron alguna que otra visita a través del mar.

Cómo hemos descubierto a la sociedad más antigua del mundo

adn-genoma

Para dar lugar a todos estos hallazgos, un primer estudio llevado a cabo por un equipo internacional de investigadores secuenció el genoma de 25 indígenas papúes y 83 aborígenes australianos del grupo de hablantes de Pama-Nyungan, el cual cubre un 90% de todo Australia.

Por otro lado, un segundo estudio llevado a cabo por la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard mapeó el genoma de 300 personas de hasta 142 personas diferentes de todo el planeta, en busca de cambios genéticos asociados a la evolución de los seres humanos modernos, es decir, algún tipo de cambio que nos hiciese “humano”. Pero no hubo resultados.

Eso sí, aunque quedan muchas dudas por resolver, ambos estudios afirman que hubo una sola ola de migrantes de África (aunque la forma en la que se produjo el viaje se desconoce). Por su parte, un tercer estudio afirma que se habría producido una segunda ola de migrantes desde África. Dicho viaje, según la antropóloga Luca Pagani y sus colegas, se habría producido hace 120.000 años (la cual representaría el 2% del genoma de los Papúa modernos).

Por desgracia, ninguno de los tres estudios nos explica cómo se produjeron las migraciones desde África hacia todo el planeta, aunque si confirma que los aborígenes autralianos fueron los primeros habitantes de Australia, la sociedad más antigua del mundo.

10 de 10