Omicrono, la tecnología de El Español

El plástico tiene un impacto medioambiental brutal: el que no entra en los procesos de reciclado termina contaminando aguas de todo el mundo, acabando con la fauna y causando estragos en el ecosistema. O peor, termina incinerándose.

Y no pensamos en eso al usar tanto plástico en nuestro día a día, seguimos consumiendo barbaridades sin pensar en los efectos que tiene en el medio ambiente. Algunos estudios colocan la producción de plástico en 250 millones de toneladas a lo largo de 2013, siendo Asia el lugar donde más se producen con diferencia, y esto es un problema a largo plazo.

Por ese motivo existen proyectos que buscan qué uso se le puede dar a todo este plástico que sobra, y una empresa nacida en California cree tener un uso para todo este plástico desaprovechado y contaminante. ByFusion está cogiendo todo este plástico para hacer bloques que, dentro de un tiempo, podrían servir para hacer casas y otras estructuras plenamente funcionales.

Casas con bloques de plástico, las construcciones del futuro

Para conseguir formar estos bloques, y en declaraciones a Circa, Byfusion afirma usar un proceso llamado ‘reseteo termal’. Este proceso “no es necesariamente fundir el plástico, sino que lo calentamos hasta el punto de que la química del plástico cambia cuando lo enfrías, de tal forma que se junta”. El material resultante se llama RePlast, y son los bloques compuestos de plástico que podéis ver.

Este proceso no es tóxico y lo único que utilizan es presión y vapor, gracias a una máquina que funciona con gas o electricidad, y que se puede enviar a cualquier parte del mundo. Se puede personalizar por completo el bloque resultante, el plástico no necesita ningún proceso previo y ByFusion puede usar cualquiera tipo de plástico para construir estos bloques.

Todo esto de RePlast surge como solución al problema que supone gestionar todos los residuos plásticos que se generan en el mundo. Ese plástico termina contaminando el agua o el aire debido a una mala gestión en vertederos, y destinar todo el plástico a construir estos bloques de construcción evitaría ese destino.

¿Qué se podría construir con bloques de plástico?

Lo cierto es que la compañía está experimentando con el uso de estos bloques de plástico desde 2009: desde colocarlos en una malla metálica para formar estructuras -mallando después el resultado-, hasta como material para absorber impactos de vehículos en las carreteras.

En cualquier caso, el artífice de esta idea afirma que no quiere preconcebir ideas sobre qué se debe hacer con RePlast, sino que quiere que el resto del mundo sea imaginativo con el material. Por ejemplo, verlo empleado de forma modular en casas asequibles, en combinación con otros materiales. Asumen que existe gente mucho más inteligente ahí fuera con ideas, y las quieren.

La compañía californiana planea trabajar con gobiernos locales para construir parques y centros comunitarios con estos bloques de plástico, y de momento quieren centrarse en construir infraestructura no esencial, aunque no descartan construir casas con este material en el futuro.

Te puede interesar
8 de 10