Omicrono, la tecnología de El Español

Las lunas de Saturno no solo son llamativas por su estética y su color, a parte de orbitar un planeta rodeado de anillos.

Junto a Encelado, Titán y Mimas, existe otra luna de Saturno que acaba de llamar gratamente la atención de los astrónomos. Esta luna se llama Dione, la cuarta luna de mayor tamaño del planeta de los anillos. Y es qué, según los investigadores, Dione sería también la cuarta luna de Saturno con agua bajo su superficie.

Al menos así lo afirman los investigadores del Observatorio Real de Bélgica, los cuales usaron un modelo geofísico para analizar las lecturas sobre la gravedad de Dione tomadas por la NASA gracias a la sonda Cassini en 2015. Sus hallazgos se han publicado recientemente en Geophysical Research Letters.

Dione, la cuarta luna de Saturno con un océano escondido

lunas_saturno

Según los datos de Cassini, las lecturas solo podrían ser explicadas por una zona subterránea de hielo de 100 km de espesor en su zona superior, con hasta 62 km de profundidad. Dicho océano subterráneo habría estado ahí desde la misma formación de la luna, y podría estar situado en la zona superior de un núcleo rocoso, por lo que los investigadores opinan que las perspectivas de vida en Dione son más que factibles.

“El contacto entre el océano y el núcleo rocoso es crucial. Las interacciones con el agua de la roca proporcionan nutrientes clave y una fuente de energía, siendo ambos ingredientes esenciales para la vida”

Este hallazgo apoyaría la teoría de que el agua (y por tanto, la vida) sería mucho más común de lo que imaginábamos en nuestro Sistema Solar. Ya son cuatro las lunas de Saturno que podrían tener océanos helados en su interior, y probablemente haya muchos astros más similares. De hecho, el método usado por los científicos belgas para descubrir esta capa de agua en el interior de Dione ha sido muy similar al usado con la luna Encélado el pasado año 2015.

Cómo Cassini detectó agua en las diferentes lunas de Saturno

De nuevo, como ya sucedió con Encélado, la sonda Cassini ha variado su velocidad al sobrevolar la luna Dione. Esto se debería a que el océano subterráneo que contiene este satélite de Saturno puede causar cambios en la fuerza de la gravedad, algo detectable por la sonda Cassini

La diferencia es que Dione no posee géiseres helados, algo que hace más fácil determinar la existencia de un océano subterráneo que produce estos cambios gravitacionales.

Pero, eso sí, los datos sugieren que existen elementos radiactivos en el interior de la luna Dione que podrían estar produciendo calor y fundiendo hielo, dando lugar a un océano subterráneo líquido sobre el núcleo rocoso. Si solo hubiese hielo y roca (sin agua líquida) se habrían detectado pruebas de congelación y de expansión de la superficie mediante grietas, algo que no ha sido detectado.

De todas formas, será necesaria otra misión espacial para confirmar la existencia de agua en esta luna de Saturno y poder así incluirla en la lista de “mundos oceánicos” del Sistema Solar, donde ya hay tres lunas de Júpiter y otras tres lunas de Saturno, además de la posibilidad de añadir en un futuro la luna Tritón de Neptuno, e incluso al planeta enano Plutón. ¡Ah! Y sin olvidar al planeta enano Ceres y su volcán de hielo que escupe agua.

  • como no dicen nada de esto en las noticias????????

2 de 13