Omicrono, la tecnología de El Español

La explosión de una batería de la NASA es otra demostración de que esta tecnología tiene mucho que avanzar.

Las baterías de ion de litio han dado mucho que hablar gracias a los problemas de Samsung con su Galaxy Note 7. Pero la verdad es que ya estamos más que acostumbrados a que pasen cosas así, tanto en smartphones como en portátiles.

Todas las baterías de ion de litio traen peligro consigo; la única pregunta es qué probabilidades hay de que te pase a ti. Son muy proclives a explotar, soportan pocas cargas relativamente hablando, y mucho más. Es hora de terminar con ellas.

Hasta los científicos tienen problemas con las baterías

explosión de una batería de la NASA

Para que veas que los problemas de estas baterías no están limitados a productos de baja calidad, fíjate lo que pasó en la NASA. Todo ocurrió el pasado junio, cuando los investigadores que estaban trabajando en el Robosimian se tomaron un descanso.

robosimian-1

El Robosimian es, como su nombre indica, un robot similar a un mono; su morfología está diseñada para mover obstáculos y llegar a sitios donde un ser humano no puede. El objetivo del proyecto Robosimian es ser capaz de rescatar a personas atrapadas o en situaciones peligrosas.

Esto implica que necesita su propia fuente de energía, en forma de batería de ion de litio. Aquel día de junio, el robot estaba siendo revisado y preparado para ser enviado; los investigadores reemplazaron la batería vieja y colocaron una nueva para que estuviese listo para actuar, y se fueron a almorzar.

Cómo ocurrió la explosión de una batería de la NASA

Sólo unos minutos después, ocurrió el desastre; la batería explotó y el robot se vio engullido en las llamas. La rapidez con la que ocurrió todo y el impacto de la explosión podrían haber sido mortales; si hubiese ocurrido apenas unos minutos antes, los investigadores habrían recibido de lleno la explosión.

Aquí puedes ver los vídeos del incidente

explosion-bateria-nasa-2

Afortunadamente unos estudiantes internos en el laboratorio de al lado pudieron saltar por la ventana y usar unos extintores antes de que se produjesen más daños materiales.

explosion-bateria-nasa-3

Si crees que la explosión fue demasiado grande, es porque estamos ante una escala diferente; las baterías de los smartphones suelen tener una celda, mientras que la del Robosimian tenía 96 celdas. Eso es mucha energía de golpe, y para nada comparable con lo que podría pasar si explota la batería de tu smartphone.

4 de 12