Omicrono, la tecnología de El Español

Forza es una saga que lleva tiempo dándole muchas alegrías a Microsoft y su división de Xbox, tanto con los Forza Motorsport, donde la franquicia busca simular la conducción en circuitos de todo el mundo, como con los Forza Horizon, juegos donde el estudio se desmelena más y hace un mundo abierto de conducción.

Estos Forza Horizon no son la panacea en simulación, como sí busca ser Forza Motorsport, por una razón muy sencilla: ser 100% simulación en un sandbox sería demasiado incómodo, un juego donde haces giros de 180º a menudo o metes el coche en un lago no puede ser completamente realista. Sin embargo, este “desmeleno” hace que sean juegos más divertidos, sin dejar de lado cierto grado de realismo.

Forza Horizon ha pasado por EEUU y por Europa en sus dos primeras entregas, y la tercera entrega nos lleva a Australia, donde la ciudad, el bosque y el desierto se conecta en un único mapa. En Omicrono ya os adelantamos nuestras impresiones sobre Forza Horizon 3, y ya hemos tenido la oportunidad de ponerle encima nuestras manos y recorrer todas las carreteras de Australia.

Forza Horizon 3 y el gran viaje por Australia

forza-horizon-3-10

Forza Horizon 3 no se limita a ser un juego en el que vas de A a B: es un juego que se presta a que recorras sus carreteras con tu coche favorito sin más.

Forza Horizon 3 nos lleva a Australia, y lo hace a lo grande: un mapa dos veces más grande del que vimos en Horizon 2, donde se mezclan ecosistemas como ciudades costeras, desiertos y bosques lluviosos. No es raro encontrarse carreteras inundadas en nuestro camino, ver cómo empieza a llover en medio de una carrera afectando a la misma, ver una tormenta que se aproxima por el horizonte o incluso carreras que transcurren literalmente en un río.

No gana a juegos como Need for Speed en cuanto a meter ecosistemas en un mismo mapa, pero la transición entre ecosistemas está muy bien conseguida: las áreas están bien diferenciadas y no saltas de golpe entre ellas, te encuentras estados intermedios entre todas las zonas que te introducen. Además, todo esto se junta con numerosos puntos destacados, lugares bonitos donde podemos pararnos y sacarnos una fotografía con el modo integrado.

Además de la meteorología cambiante, también tenemos ciclos entre el día y la noche dentro del juego, así que se nos puede echar la noche encima mientras corremos o exploramos el mapa. Lo único que podría reprochar es el cielo de esta noche, las estrellas se ven con demasiada claridad aún estando en ciudad, y esto se puede reprochar a que el cielo son fotografías del cielo real de Australia.

forza-horizon-3-11

Aunque el cielo no impide que uno de los mayores placeres del juego sea meterse en el bosque de noche, por lugares donde no haya más conductores y lo único que alumbra la carretera son los faros de tu coche. Esa atmósfera ideal para ponerse música para conducir y hacer kilómetros sin más, explorando carreteras que no has recorrido todavía e incluso metiéndose en pistas de tierra solitarias.

Sea de noche, estés en medio de una tormenta o estés rodeado de una sutil neblina al amanecer, Forza Horizon 3 no se limita a ser un juego en el que vas del punto A al punto B: es un juego que se presta a que recorras sus carreteras con tu coche favorito sin más, con el simple ánimo de explorar el paisaje australiano. Y todo sin gastar dinero en el coche o en la gasolina, desde la pantalla de tu ordenador o Xbox.

Deportivos y buggies, juntos pero no revueltos

forza-horizon-3-3

Puedes elegir qué coche llevar y cuál quieres que sea tu estilo de conducción, seas un temerario o seas un abuelo al volante

Todo este ecosistema implica que, aunque nos encante recorrer el asfalto con un cochazo tipo Lamborghini Centenario, no es lo más idóneo cuando el plan es saltar entre dunas o atravesar un bosque campo através. Oye, que puedes hacerlo, de ahí que no sea realista el juego, pero te vas a dar un piñazo a las primeras de cambio.

El equipo de Horizon 3, además de meter los supercoches de rigor, también ha introducido coches con esta intención: desde buggies ligeros -donde el conductor va al descubierto- hasta coches reales que han competido en la Baja 500. Podemos explorar los coches como si estuviésemos en persona con un modo llamado Forzavista, y todos estos coches son personalizables: podemos cambiar las piezas internas, poner kits de carrocería e incluso pintarlos con toda la libertad del mundo. Por desgracia, no todos los coches vienen hechos hasta el milímetro, existen detalles como las pantallas interiores que se han dejado de lado.

forza-horizon-3-8

Igual soy un poco abuelo, pero en cuanto a coches se refiere, en Forza Horizon 3 terminas prefiriendo un coche no tan potente pero divertido. Sí, puedes llevar un deportivo igual y correr a 400 kilómetros por hora por las carreteras de Australia, y te lo pasas como un niño subido a un camión de bomberos, pero encuentro más divertido ir con algo no tan potente que puedas llevar al límite. Aunque ahí está la gracia, puedes elegir qué coche llevar y cuál quieres que sea tu estilo de conducción, seas un temerario o seas un abuelo.

La conducción de estos coches, como hemos dicho al principio, no es del todo realista y el equipo de Horizon nunca ha buscado serlo. El juego guarda un cierto grado de simulación -heredado de la experiencia de Forza Motorsport-, pero la balanza se decanta hacia la diversión sin mayores dramas. Tiene una mezcla perfecta entre ellos que además podemos personalizar, seleccionando las ayudas disponibles y la dificultad de los rivales, y recibimos bonificaciones si hacemos que sea más difícil/realista.

Diseña tu propio festival, o no

forza-horizon-3-5

El juego pasa de ponernos como un participante más de Horizon a darnos a nosotros el mando de Horizon: nosotros seleccionamos qué bases queremos crear, qué bases queremos que crezcan más, que se jugará en cada carrera y punto del mapa, e incluso las emisoras que suenan en las radios de los coches. Nuestro papel pasa por dar espectáculo en cada carrera, deja de importar tanto ganar e importa conducir con estilo.

La manera de evolucionar en el juego es participar en estas carreras y conseguir fans, la ‘moneda’ con la que podemos evolucionar en el juego expandiendo el festival, creando nuevas bases o haciendo exhibiciones. El cómo conducimos nos da puntos de habilidad, la cual se puede utilizar para conseguir ventajas. Y los créditos se utilizan para comprar coches, mejoras, participar en las subastas o viajar rápido por el mapa.

forza-horizon-3-12

En Forza Horizon 3 no importa tanto ganar, sino cómo lo haces: ganar con estilo

Uno de los fuertes de que sea tu propio festival es que puedes llegar a los puntos donde se hacen carreras y diseñar tu propia carrera con base a ese trayecto. Selecciona la limitación de coches que quieras imponer, factores como el número de vueltas o la meteorología, le ponemos un nombre y listo. También puedes correr en las carreras ya diseñadas y no comerte la cabeza diseñando carreras.

Las llamadas ‘experiencias vitales’ merecen una mención aparte en esta dinámica, porque parten de una premisa prometedora, ‘Si fuera tu último día sobre la Tierra, ¿qué coche llevarías y qué harías con el?’. También podemos diseñar nuestras propias experiencias vitales, aunque las que vienen ya hechas son muy atractivas: correr con un buggie hacia unas cascadas campo a través, derrapar en una ciudad con un Nissan GT-R en plena noche o destrozar una obra con un Ford RS200.

forza-horizon-3-2

Aunque el plato fuerte de todo esto, al que llegamos en ciertos puntos de la historia, son las exhibiciones: carreras increíbles, llenas de cinemáticas, en las que el reto es llevar un buggie contra un Jeep atado a un helicóptero, hacer competir a un Camaro contra un tren, o incluso un coche de Baja 500 contra 4 lanchas en un río. Cada vez las exhibiciones se hacen más rocambolescas, en busca de conseguir más fans, y por ende se vuelven más espectaculares.

El gran problema de los ‘blueprint’ es que se hacen repetitivos en cuanto has hecho tres o cuatro carreras personalizadas, pierde su gracia demasiado rápido por la falta de opciones para el jugador. No deja de ser opcional al contar con carreras ya diseñadas, por suerte, pero es algo que podría haber estado mucho más explotado. Imaginaros un Forge de Halo, o el modo editor de GTA V, pero con carreras en Australia: algo así debería haber sido la opción de hacer tus propias carreras.

forza-horizon-3-1

Y para qué engañarnos, la mayoría de carreras pasan a un segundo plano -con excepciones como la enorme Goliath-, son un medio para avanzar en el juego ganando fans. Las carreras que se hacen notar son las exhibiciones y las experiencias vitales, son las que nos ponen a prueba y nos dejan con la boca abierta cuando las jugamos. Porque correr en una carrera contra un jet a reacción, o ir en medio de una señora tormenta al fin del mundo, es precioso.

Corre en solitario o con amigos

forza-horizon-3-6

Quizás otro de los puntos fuertes de Forza Horizon 3, en detrimento de cosas como diseñar carreras propias, viene a ser poder correr en el mismo mundo con nuestros amigos y otros jugadores. Además de poder participar en carreras multijugador con modos pintorescos, como partidas en las que un corredor tiene un “virus” y tiene que alcanzar al resto, podemos conectarnos al modo historia de otros jugadores y jugar en el modo libre juntos.

Esto nos abre la puerta a estar acompañados en esas travesías en plena noche por el bosque, a crear nuestras propias avanzadas con amigos. También podemos hacer que la IA forme avanzadas con nosotros tocando el claxon cuando nos encontramos con un conductor por la carretera. Camaradería en estado puro.

forza-horizon-3-7

Forza Horizon 3, aprovechando que Microsoft ha estrenado ‘Play Anywhere’, la posibilidad de comprar el juego para Xbox y tenerlo en Windows para continuar la partida en PC, ha abierto la puerta a que los jugadores de Xbox se puedan unir a los jugadores de PC y puedan jugar juntos. Tenemos la posibilidad de configurar cuánta presencia de jugadores de PC queremos en nuestra partida, aunque la dinámica está clara: podemos jugar con nuestros amigos, tengan una Xbox o tengan un PC.

Nosotros hemos probado la versión de Xbox One, la cual funciona en 1080p/30fps sin problemas de rendimiento. Hablando con jugadores de PC que han comprado Forza Horizon 3, nos comentan que el rendimiento en ordenador del juego deja mucho que desear, encontrándonos con bajadas de rendimiento e incluso parones. Microsoft conoce estos problemas y está trabajando en parches para solucionarlos.

¿Merece la pena unirse al festival Horizon?

forza-horizon-3-analisis

Forza Horizon 3 trae una brisa de aire fresco ante juegos como simuladores y arcades: tiene el arte de encontrarse entre medias, ser realista sin dejar a un lado la diversión. Horizon siempre ha sido experta en encontrar este equilibrio, y todo viene combinado con un mundo enorme lleno de cosas que hacer. Ante la ausencia de gigantes en este campo, como la saga Burnout, Forza Horizon 3 ha hecho un gran trabajo y se ha colocado como bandera en este sector.

Lo de diseñar tu propio festival es una buena premisa que pierde gracia una vez entramos de lleno en en ella, no tiene tanta gracia estar al frente como parece en un primer lugar, aunque por suerte no se trata de una mecánica fundamental. El juego no se resiente con ella al permitirnos pasar de ella y utilizarla lo mínimo e imprescindible, sigue siendo igual de divertido jugar elijas un camino u otro. La traducción, ante un doblaje inexistente, también deja mucho que desear, aunque es pasable.

Si compras Forza Horizon 3, que no sea por diseñar tu propio festival, o por estar en carreras donde quieras el más absoluto realismo: que sea por disfrutar de Australia a los mandos de tu propio coche.

Forza Horizon 3 (Xbox One) width=
Forza Horizon 3 (Xbox One)
48.85 €
Antes: 64.99 €
Encuéntralo en Amazon.es
  • Sigfredo Arencibia Rivero

    El juego merece la pena… siempre que lo juegues en una One, en PC, si bien no llega al desastre del Mafia 3, el juego tiene un baile de fps porque no fue diseñado a 60, y por lo que se ve el parche grafico todavia esta por llegar

  • Jir

    Estos juego me gusta probarlos con el Logitech G920 es bastante cómodo.

  • Diego S.

    Tiene buena pinta pero se os ha olvidado mencionar en el articulo que el juego no tiene audios en castellano como venia haciendo anteriormente en la saga, hay que estar leyendo subtitulos para enterarte si no sabes ingles

    • “La traducción, ante un doblaje inexistente, también deja mucho que desear, aunque es pasable.”

      Justo en el penúltimo párrafo, lo hemos puesto

  • TheAnonimousArtist

    Soy un gran fan del Horizon 2, en este caso, y esperando el Horizon 3, como siempre, cagada al canto. hoy mismo, he jugado durante mas de dos horas y solo me encontré con una pantalla de día, el resto era todo de noche ó con lluvia. A ver señores de Forza, no es divertido para nada tanta pantalla de noche y con lluvia, al final aparcaré el juego y sintiendolo mucho, os habeis querido pasar de no sé que y la habeis pifiado por completo. Las carreras A800 son laaaaaargas y aburridas y cuando por fin te toca un 998 S2, o es de noche, o llueve, o la carretera está mojada o hay más curvas que para qué mencionarlo. Horizon 3 ( he jugado mas de dos años seguidos al Horizon 2 )…es inménsamente aburrido y por cada 10 horas que uno juega…a lo mejor te lo pasas pipa 2 ó tres horas.

1 de 6