Omicrono, la tecnología de El Español

Practicar sexo antes del deporte lleva siglos siendo un tema muy controvertido.

No sólo porque el mero hecho de hablar de sexo ya supone un gran tabú en algunos sectores, sino también porque desde tiempos de Platón hasta la actualidad, cientos de deportistas, preparadores deportivos, científicos, pensadores y todo tipo de profesionales han asegurado que llevar a cabo este gran placer puede afectar negativamente el rendimiento deportivo.

No lo piensa así el futbolista brasileño Ronaldinho, que en declaraciones de 2013 a la revista Playboy aseguró mantener relaciones a menudo antes de los partidos. ¿Quién tiene razón entonces? ¿Todos aquellos que llevan años dinfundiendo la inconveniencia del sexo antes del deporte o un futbolista por el que no hace tantos años se pelearon varios clubes de todo el mundo? Con esta pregunta podemos ir atando cabos.

Sexo antes del deporte, ¿disminuye o mejora el rendimiento deportivo?

sexo antes del deporte

Como os decía, ésta lleva siendo una pregunta muy controvertida desde que ya Platón asegurara a los atletas olímpicos que el sexo antes de la competición no era una buena opción.

La misma idea se mantuvo durante años, protagonizando frases míticas de películas como el momento en que el preparador físico de Rocky le asegura que las mujeres “debilitan las piernas“. El tema de Stallone con las menciones a las piernas en sus películas lo podríamos dejar para otro artículo, pero como aquí nos interesa la ciencia vayamos a lo importante: ¿qué opinan los investigadores al respecto?

Para dar una respuesta coherente, un equipo de investigadores de la Universidad de Florencia ha llevado a cabo recientemente en Frontiers in Physiology una revisión de todos los artículos realizados en torno a  este tema, seleccionando finalmente los nueve que en los últimos sesenta años habían aportado más información.

un análisis detallado de todos ellos concluyó que los resultados obtenidos se basan en simples anécdotas

Curiosamente, un análisis detallado de todos ellos concluyó que los resultados obtenidos se basan en simples anécdotas, pues en realidad no realizan una investigación correcta de los efectos científicos del sexo sobre el rendimiento deportivo, dejándose además a un lado los efectos que éste pudiera tener sobre las mujeres, al centrarse más en el sexo masculino.

Efectos del sexo en el deporte

sexo

Los responsables de esta revisión aseguran que con los datos analizados en estos estudios no se puede afirmar que el sexo tenga un efecto negativo en el deporte, aunque tampoco se dispone de información suficiente para asegurar lo contrario.

Como mucho, opinan que podría ser beneficioso psicológicamente hablando, pues todo sabemos que tener relaciones aviva el ánimo, debido al cóctel de hormonas que secretamos, y desde luego que la positividad mental es algo muy importante de cara a competiciones deportivas.

Sí que es cierto que un ejercicio demasiado intenso justo antes del ejercicio podría causar debilidad muscular o que una larga noche de placer puede afectar al rendimiento debido a la falta de sueño. Pero en este caso afectaría del mismo modo si nos pasamos la noche jugando al ajedrez.

Atrás quedan los médicos griegos que aseguraban que la fuerza estaba encerrada en la acumulación de semen. Hasta que se diga lo contrario, lo importante es abogar por un sexo sano, sin drogas, con sueño suficiente, y sin agotar todas nuestras fuerzas si falta poco tiempo para el deporte. Por lo demás, soltar un poco el estrés de una forma tan placentera no tiene por qué estar mal. Y si no, que se lo digan a Ronaldinho.

Te puede interesar
  • Omar

    ¿La eyaculación no baja momentáneamente la testosterona en sangre?, causando por ese lapso ¿ un favorecimiento en la fatiga muscular?

3 de 10