Omicrono, la tecnología de El Español

Seguro que todos habéis escuchado alguna vez casos de cantantes que, a pesar de ser tartamudos, interpretan las letras de sus temas sin el más mínimo titubeo.

Ed Sheeran, Marc Anthony o Marilyn Monroe son grandes ejemplos de estos artistas, aunque después de escucharles cantar nos pueda parecer algo inimaginable.

Esto no quiere decir que todos los tartamudos puedan cantar sin titubeos, pues existen varios tipos de tartamudez, que afectan al habla de un modo diferente, pero sí que es cierto que el tipo más frecuente no suele afectar por normal general al canto; por lo que la música y la interpretación se convierten en unas terapias excelentes para estas personas.

¿Cuántos tipos de tartamudez existen?

tartamudez 2

Aunque muchos piensan que es un trastorno del lenguaje, en realidad la tartamudez es un trastorno de la comunicación, que afecta en mayor proporción a los niños, aunque en muchos casos continúa al pasar a la etapa adulta.

Según su origen, la tartamudez se clasifica en tres tipos; conocidos como neurológica, si se debe a una lesión cerebral, psicógena, cuando es el fruto de un trauma psicológico previo, o de desarrollo, que es la tartamudez que se produce cuando los niños muestran problemas a la hora de comenzar a aprender estructuras gramaticales complejas. 

Esta última es la más común y, si bien es cierto que en muchas ocasiones cesa con el tiempo, si se han unido otros factores psicológicos a ella muy a menudo se mantiene después de pasar a la edad adulta.

Entonces, ¿por qué no se traban la mayoría de tartamudos cantando?

edsheeran1

Es precisamente en la tartamudez de desarrollo dónde se presentan la mayoría de estos casos, pues se trata de personas inseguras, que muestran problemas a la hora de expresarse  y escoger las mejores construcciones gramaticales sobre la marcha.

Sin embargo, cuando cantamos solemos utilizar letras que no sabemos de memoria, interpretándolas de forma automática y preocupándonos sólo de factores como la melodía o el compás.

De hecho, aunque son más conocidos los casos de cantantes, también hay muchos actores tartamudos; que, al saberse sus diálogos de memoria, los expresan perfectamente, sin trabarse ni lo más mínimo. Ejemplos de estos casos son el de Bruce Willis o Nicole Kidman, e incluso otro que os costará creer…. ¡James Earl Jones! ¡Sí, Darth Vader y Mufasa eran tartamudos! Bueno, en realidad lo fue en su niñez, pero la interpretación y la poesía le ayudaron a dejar atrás su problema, como también le ocurrió a los demás.

También es un factor influyente el hecho de que, salvo que nos presentemos a una audición, solemos cantar a solas o en situaciones familiares y distendidas, por lo que eliminamos de la ecuación la tensión y la inseguridad que le causa a los tartamudos tener que expresarse en compañía de desconocidos.

El caso de los cantantes famosos no es éste, pues no cantan en casa, pero el mero hecho de haber llegado a subirse a los escenarios en los que actúan ya les ha dado confianza suficiente para poder hacerlo sin tartamudear.

Te puede interesar
3 de 11