Omicrono, la tecnología de El Español

El estándar GSM es el que hace posible que nuestros móviles se conecten. Hacer llamadas, recibir SMS, navegar por Internet… todo es posible gracias a nuestra conexión con las antenas de nuestra operadora. El problema es que es un estándar muy inseguro. Nuestros móviles son tan ansiosos que se conectan a cualquier cosa que parezca una antena.

Julian Oliver quiere denunciar este problema, y lo ha hecho con un dispositivo muy original. Eso que veis por encima parece una impresora de HP sin más, de la gama empresarial. Y no vais muy desencaminados, lo es. Lo gracioso es que esconde una estación base en su interior. Como a las que se conectan nuestros teléfonos todos los días. Y Oliver la colocó en una oficina sin más.

La impresora que nos demuestra los peligros del GSM

impresora-hp-falsa-estacion-base-gsm-2

El funcionamiento de esta ‘impresora falsa’ es simple. La estación base tiene la potencia suficiente para estar por encima de todas las antenas ‘reales’ cercanas a la oficina. Al conseguir esto, todos los teléfonos de la oficina se conectan a la estación base falsa. Y, como experimento, la estación base empieza a enviar mensajes a todos los teléfonos conectados. Si el usuario responde a ese SMS y acude a la impresora, verá que se ha impreso lo que haya enviado.

Julian Oliver se ha inspirado en los muchos intentos de camuflar antenas que ha visto. Árboles, palmeras, farolas, partes de una fachada… y una impresora es lo más inocuo que podemos encontrarnos en una oficina, nadie va a sospechar de la impresora. Y sí, la impresora funciona exactamente igual que los StingRay, esos dispositivos que usan las fuerzas del orden para localizar sospechosos.

impresora-hp-falsa-estacion-base-gsm-3

En cualquier caso, Julian Oliver ha publicado todos los detalles de su experimento en su web. Por si te apetece gastarle una broma a tus compañeros de trabajo, o demostrarles lo inseguras que son sus conexiones móviles.

Te puede interesar
3 de 7