Omicrono, la tecnología de El Español

Como no podía ser de otra manera, el interior de los AirPods ha tardado poco en salir a la luz; lo malo es que no es un interior precisamente bonito.

Las dificultades en la fabricación de los AirPods han sido un secreto a voces; resulta que crear unos auriculares inalámbricos es más difícil de lo que pensaban en Apple, sobre todo si buscas un formato lo más minimalista posible.

En concreto, la sincronización de los auriculares ha sido un verdadero problema; en los primeros prototipos un auricular iba retrasado respecto al otro. Parece que esos problemas se han solucionado, pero sólo hay que ver cómo ha quedado el interior de los AirPods para darse cuenta de la frustración que debieron tener los ingenieros.

El interior de los AirPods está repleto de pegamento y tecnología minúscula

Por supuesto, ha sido iFixit la primera en abrir los AirPods, aunque lo haya tenido que hacer a la fuerza; si por un instante pensabas que podías reparar los AirPods, será mejor que te enfrentes a la realidad de una vez.

airpod-3

Estos auriculares están hechos para cambiarlos en cuanto fallen, o para tirarlos a la basura; sí, tirarlos enteros, porque ni siquiera hay una manera sencilla de quitar la micro-batería de 93 milivatios. Eso no habla muy bien de todo el discurso ecologista que ha caracterizado a Apple en los últimos años.

Pero sin duda alguna, el gran protagonista es el pegamento.

airpod-2

Los auriculares están repletos de pegamento, que se encarga de mantener los componentes en su sitio; esto también garantiza que en cuanto algo se sale de su sitio, ya no hay manera de volverlo a poner.

Fallos por las prisas

airpod-5

Otra decepción llega en la caja para guardar los auriculares, que integra una base de carga; iFixit ha descubierto soldaduras de mala calidad en el microcontrolador integrado. La teoría es que estos fallos son frutos de las presiones de Apple para llegar a tiempo para la campaña navideña.

airpod-4

Por otra parte, hay que reconocer que los AirPods son una pieza de tecnología muy interesante; un vistazo a los chips y procesadores incluidos nos hace darnos cuenta del gran trabajo de ingeniería que hay detrás de estos auriculares. Desde el chip que se encarga de comunicarse inalámbricamente con nuestro iPhone, hasta el chip de sonido o el sistema de infrarrojos que detecta si nos hemos puesto los auriculares.

airpod-6

Si merece la pena soltar 180 € por esa tecnología, dependerá de cada persona; pero lo que ha quedado claro de este descuartizado es que los AirPods aún tienen problemas de juventud, probablemente por la prisa que las fábricas se dieron para llegar a tiempo.

Puedes ver más fotos en iFixit.

Te puede interesar
  • Acnologia

    Vaya basura, por 180 pavos tienes unos bowers o unos senheisser de gama media alta.

6 de 11