Omicrono, la tecnología de El Español

Cada mañana, miles de personas realizan diferentes tipos de rituales para empezar su día con energía.

Pero, en ocasiones, se llega a cierta edad donde parece que nada funciona y esa energía nunca llega. Eso es lo que le sucedió a la escritora Ayelet Waldman, una mujer de 52 años especializada en la psicología del bienestar. En su libro “A Really Good Day“, la escritora ha contado recientemente cómo tomar microdosis de LSD han mejorado enormemente su vida.

Waldman leyó acerca de esta curiosa práctica en un libro del investigador James Fadiman en 2011, donde se exponía que las microdosis de LSD (unos 10 microgramos de la droga cada tres días, muy por debajo de la dosis capaz de provocar alucinaciones), son capaces de mejorar el estado del ánimo, la atención y la creatividad.

Cómo las microdosis de LSD pueden mejorar la productividad

lsd_liquido

Normalmente, la escritora sufría problemas de cambios de humor y ansiedad de forma cotidiana en su camino hacia la menopausia, algo que le preocupaba, pues podía tener graves efectos sobre su matrimonio y su vida en general. Así pues, logró adquirir un frasco de LSD líquido a través de un amigo-de-un-amigo y empezó su experimento: Tomar microdosis de LSD durante 30 días y narrarlo en un libro (precisamente el que comentamos hoy).

A pesar de que los efectos de las microdosis de LSD cada tres días eran subconscientes (pues su vida diaria no cambio demasiado), Waldman afirma que se notaba más activa los días que lo tomaba. Sufría de vez en cuando insomnio y algún que otro dolor de estómago, pero su dolor crónico de hombro desapareció.

Además, Waldman sintió que estaba menos irritable, discutía menos con su marido y disfrutaba más de sus hijos. Y no solo eso, las microdosis de LSD volvieron a la escritora más productiva. Incluso en los días que estaba de mal humor, se sentía más productiva que nunca, y de hecho la mayor parte de su tiempo lo dedicó a su libro sin apenas notar el esfuerzo realizado.

La falta de estudios sobre las microdosis del LSD no detienen su consumo

ciencia_forense_investigacion_crimenes_intrigantes_02

Bien es cierto, como afirma la misma Waldman, que no hay datos fiables sobre la prevalencia del consumo de microdosis de LSD entre la población, ni ningún estudio científico que avale sus efectos. Pero, por lo visto, la famosa web Reddit cada vez recibe más comentarios al respecto de su consumo, algo que nos debería hacer pensar que cada vez son más los que lo usan.

Sin embargo, y a pesar de haber sentido los beneficios terapéuticos del consumo de microdosis de LSD, Waldman se resiste a contar su experiencia bajo ese enfoque purista. Simplemente cuenta su experiencia, sin intentar posicionarse a favor o en contra de las drogas. Aún así, su libro es bastante diferente a otros donde los autores simplemente empiezan a soltar ideas que les vienen a la cabeza mientras se encuentran bajo la influencia de las drogas.

Finalmente, la escritora insiste en que su experimento tan solo busca contar la experiencia de una madre neurótica de mediana edad que intenta normalizar el enfoque estigmatizado que tenemos sobre algunas sustancias. Un enfoque que, si realmente llegamos a cambiar, podría ayudarnos a disfrutar y extraer beneficios de algunas sustancias sin tener que caer siempre en sus perjuicios. Evidentemente, nos queda mucho por estudiar acerca de muchas de dichas sustancias.

Te puede interesar
  • Ruben Santacatalina

    Qué remedio… Les tendremos que hacer caso…

  • Vill Gueitz

    el problema es que todos los dealers que conozco solo venden drogas duras…

6 de 12