Omicrono, la tecnología de El Español

Un nuevo Double Dragon ha sido anunciado hoy por sorpresa, y parece que tiene todo lo que podríamos esperar.

Si has visitado alguna vez un arcade (sí, eso sitios con muchas “maquinitas”), seguro que has jugado a un beat’em up. Son esos juegos en los que avanzas por los niveles, pegando tortas a diestro y siniestro hasta que te encuentras al jefe que te mata y te obliga a meter otra moneda.

Es un género que ha evolucionado, aumentando la complejidad; God of War, Devil May Cry, o Bayonetta son algunos ejemplos. Pero por aquel entonces no necesitábamos tanto.

Todo lo que se de la vida lo aprendí de los beat’em ups

double-dragon-5

En la segunda mitad de los 80 y la primera de los 90, los beat’em up explotaron en popularidad; y buena parte de culpa la tuvo Double Dragon. No fue el primer juego con este estilo, ni mucho menos; pero sí que fue el que introdujo muchos de los tópicos que luego fueron repetidos hasta la saciedad.

Una chica secuestrada, unos tíos más duros que el pan de la semana pasada y una banda de malos divididos en fuerza por el color de la ropa.

A partir de ese concepto salieron muchos juegos parecidos. Final Fight, Streets of Rage, o Teenage Mutant Ninja Turtles fueron algunos de los más notables. El género se expandió más allá de la ambientación ochentera hacia la fantasía, la ciencia ficción y más, pero la idea era siempre la misma.

double-dragon-3

La posibilidad de coger las armas de los enemigos y de jugar en cooperativo con un amigo fueron las principales novedades de Double Dragon; pero eso era todo lo que necesitaba para dominar los salones arcade.

Y por supuesto, recibió una incontable cantidad de versiones de consola; la de NES probablemente es la más popular, pero también salió en las consolas de Sega y hasta en la Atari Lynx. También recibió una cantidad insana de secuelas, una serie de televisión y una película.

double-dragon-4

Double Dragon era todo un fenómeno, hasta que de la noche a la mañana dejó de serlo. Los jugadores habían madurado, buscaban otras experiencias y las tres dimensiones estaban a la vuelta de la esquina.

El nuevo Double Dragon sigue el legado de los originales

Ahora Double Dragon ha vuelto, con una entrega que parece continuar el estilo de los originales. No en vano ha sido desarrollado por algunos de los que crearon los juegos originales; incluido el director, Yoshihisa Kishimoto y el compositor Kazunaka Yamane.

Por lo tanto, Double Dragon IV sigue siendo un beat’em up en dos dimensiones, con un claro estilo retro. Los píxeles son tan gordos que se pueden contar, y la paleta de colores está tan limitada como en aquella época. La única concesión aparente al avance de la tecnología es el formato panorámico de la imagen, en vez de 4:3.

La jugabilidad recibirá algunos cambios menores, pero parece que seguirán siendo unos controles tan duros como los originales; la historia, por si tenías curiosidad, empieza justo después del final de Double Dragon II. Seguiremos controlando a Billy y Jimmy, por supuesto.

double-dragon-1

Hay una buena razón para ello, ya que Double Dragon 3 y Double Dragon 5 (sí, se saltaron el 4) no fueron desarrollados por el equipo original. Hay que recordar que hace pocos años también salió Double Dragon Neo, que no recibió malas críticas; pero aquella fue una producción occidental con gráficos en alta resolución.

Double Dragon IV estará disponible en Playstation 4 y PC (a través de Steam) el próximo 30 de enero. En Japón costará 800 yenes (6,53 €), pero no hay precio aún para la versión occidental.

Te puede interesar
4 de 7