Omicrono, la tecnología de El Español

No todas las personas que trabajan en la NASA son ingenieros, físicos o matemáticos; pues en realidad cualquier rama de la ciencia resulta de utilidad en tan complicada empresa.

Un claro ejemplo es el de Shannon Lucid, una bioquímica que, después de pasar varios años ejerciendo su profesión en la Universidad de Oklahoma, decidió ofrecer sus servicios a la agencia espacial, que no tardó en contar con ella para sus misiones.

Y desde luego que se empleó en cuerpo y alma, pues en 1.996 consiguió varios récords, convirtiéndose en la persona no rusa con más horas en órbita en la estación MIR y la mujer que más tiempo había pasado en el espacio hasta entonces, con una cifra de 188 días.

Shannon Lucid y su vida antes de la NASA

oklahoma

Aunque nació en China, pronto Shannon Lucid  y su familia se mudaron a Oklahoma, dónde la joven terminó su estudios primarios y secundarios y emprendió la carrera de química, que continuaría con una maestría y un doctorado en bioquímica.

Sus buenos resultados le permitieron quedarse como asistente de enseñanza en la Universidad, pasando después a ejercer como técnico de laboratorio en la Fundación de Investigación Médica de dicha ciudad.

Fueron muchos los puestos que se sucedieron desde entonces, pero quizás el más importante de su vida fue el que llegó en 1.978, cuando fue seleccionada para formar parte del cuerpo de astronautas de la NASA.

Shannon Lucid, de investigadora a astronauta

shenon3

En 1.975, Shannon entró como candidata al programa de selección de astronautas de la NASA; para el que finalmente fue elegida cuatro años después.

Su trabajo como bioquímica resultaba de gran interés para la NASA, que ya se interesaba por la búsqueda de ambientes proclives para la vida en el espacio. Por eso, pronto comenzaron a contar con ella, que realizó su mayor misión de marzo a septiembre de 1.996, cuando pasó un total de 188 días en una misión a bordo de la estación espacial rusa MIR.

Durante ese tiempo realizó varios experimentos a nivel biológico y físico, y además batió el récord femenino de días en órbita. Dicha cifra fue superada en 2007 por la astronauta Sunita Williams, pero aún así la carrera de Shannon Lucid, que fue científica jefa de la NASA entre 2002 y 2003 y se retiró de la agencia espacial en 2012, sigue siendo una leyenda que merece ser recordada en nuestra sección de mujeres científicas.

11 de 13