Omicrono, la tecnología de El Español

Con este sencillo truco puedes utilizar aplicaciones web como programas de escritorio para sacarles el máximo partido.

A día de hoy existen aplicaciones web para realizar tan bien como con un programa de escritorio la mayoría de tareas. ChromeOS es el gran ejemplo del buen estado de salud de las aplicaciones web. Puedes incluso trabajar con ellas sin conectarte a Internet.

Sin embargo, las web apps tienen un problema pese a que muchas son tan buenas como sus alternativas de escritorio. Los sistemas operativos no manejan igual una web que un programa de escritorio, y eso deja ciertas carencias a la web. Por suerte, muchas de esas carencias las puedes suplir con la configuración adecuada.

Ancla aplicaciones web a la barra de tareas

aplicaciones web como programas de escritorio

Uno de los principales problemas de las web apps es que no las puedes anclar a la barra de tareas. Si quieres utilizar una, tienes que pasar por el navegador primero sí o sí. Además, un espacio de la pantalla queda ocupado por las pestañas y la barra de direcciones.

aplicaciones web como programas de escritorio

Si usas Chrome, puedes configurar una web cualquiera para que funcione como un programa independiente. Solo tienes que abrir el menú de arriba a la derecha, ir a “más herramientas” y después “añadir al escritorio”. Después abre la aplicación desde el escritorio y funcionará como un programa independiente, que puedes anclar a la barra de tareas como cualquier otro.

Convierte aplicaciones web en aplicaciones por defecto

aplicaciones web como programas de escritorio

Otra de las grandes limitaciones tradicionales de las aplicaciones web es que no las puedes utilizar como aplicaciones por defecto. Un visor de imágenes de escritorio, un cliente de correo o un editor de documentos de escritorio se pueden convertir en las aplicaciones por defecto para abrir sus archivos o enlaces correspondientes. Pero una aplicación web, no. ¿O sí?

Tanto Chrome como Firefox te permiten establecer ciertas aplicaciones web como aplicaciones por defecto. En Chrome, un pequeño icono en la barra de direcciones indica que puedes convertir la aplicación en programa por defecto. Solo tienes que hacer clic en el icono y después seleccionar “permitir”.

aplicaciones web como programas de escritorio

Después, en la configuración de Windows, selecciona Google Chrome como programa por defecto para abrir los archivos o enlaces de esa aplicación web. Chrome te dirigirá directamente a la aplicación web.

aplicaciones web como programas de escritorio

En cuanto a Firefox, en la sección Aplicaciones del menú de opciones, puedes configurar que aplicación quieres que abra cada archivo u enlace. Esta función está limitada, eso sí, a archivos y enlaces abiertos desde el navegador.

Gracias a estos dos simples trucos podrás utilizar aplicaciones webs como programas de escritorio. Con las mismas posibilidades y características.

Te puede interesar
11 de 13