Omicrono, la tecnología de El Español

A partir de este enero, en Francia es posible ignorar el correo del trabajo fuera del horario.

Puede que tengamos que empezar a pensar en adaptar las leyes laborales al siglo XXI; los trabajos han cambiado, y sobre todo ha cambiado la manera en la que trabajamos.

Cómo no, los cambios la mayoría de las veces son a peor para el trabajador; y eso es palpable sobre todo cuando tenemos Internet en consideración.

La barrera entre el trabajo y el tiempo libre se diluye en el siglo XXI

La red de redes ha hecho nuestros trabajos mucho mas fáciles y rápidos; ahora podemos contactar con cualquier persona en cualquier parte del mundo, acceder a la información que necesitemos al instante, y mucho más.

huawei-smartphone-roaming

Sin embargo, también ha diluido las barreras entre el trabajo y el tiempo libre; ahora es tan fácil estar conectado, que lo difícil se ha vuelto desconectarse. Cada vez es mas habitual esperar más del trabajador, recibir su atención incluso aunque supuestamente haya fichado para irse a casa.

Y no hablo de emprendedores, con su propia empresa, o de gente que considere el trabajo su vida; hablo de asalariados normales y corrientes, que ahora reciben nuevas órdenes a través del móvil.

En Francia es posible ignorar el correo del trabajo fuera del horario

En Francia, eso será ilegal a partir de ahora. O mejor dicho, puede ser ilegal. La nueva ley obliga a las empresas con más de 50 empleados a negociar nuevos términos con sus trabajadores; estos tendrán que incluir nuevas condiciones sobre mandar y recibir comunicaciones del trabajo fuera de horario.

La ley está especialmente dirigida a correos electrónicos, y protege a los empleados que decidan ignorarlos en su tiempo libre; sin embargo, no se especifican penalizaciones o multas a empresas que no sigan la ley.

smartphone-trabajo

Y es que cada trabajo es diferente, y la propia ley sólo obliga a las compañías a plantear formas “viables” de compaginar el trabajo y el tiempo libre, y a dejar claro qué se espera de los trabajadores.

Este “derecho a desconectar” es algo que no habríamos pensado hace 20 años; no es que trabajar fuera de horario sea algo nuevo (los teléfonos y faxes hacían lo mismo), pero sí que es un fenómeno que está expandiéndose.

Según los estudios del gobierno francés, más de un tercio de los trabajadores usan sus dispositivos para trabajar fuera del horario. Una cifra lo suficientemente alta como para que el gobierno francés sienta la necesidad de actuar.

Y tú, ¿sientes que tu trabajo no te deja en paz y de acompaña allá a donde vas?

  • Povale

    Tan facil como apagar el movil de empresa y poner auto-respuesta de fuera de oficina en el correo. Si me quieren dar la lata a todas horas como se la dan a las personas con puestos directivos; pues que me paguen lo mismo que a los directivos.

    • cBot

      totalmente de acuerdo, pero en algunos casos, por contrato, “te obligan” (siempre puedes no firmar pero ya sabemos cómo está el tema de trabajar) a facilitar tu correo y/o teléfono personal y a partir de ahí empieza la tabarra.

      Es una medida que no está de más; un poco simbólica, pero básicamente para intentar reducir los niveles de estrés entre la población, que no paran de subir y al final, cuestan salud y dinero de todos

4 de 12