Omicrono, la tecnología de El Español

Las predicciones para los próximos cinco años de IBM parecen imposibles a simple vista; pero una vez que pensamos en la situación actual, son mas probables de lo que parece.

Ya es una tradición por estas fechas que IBM se atreva a predecir el futuro; con buen motivo, ya que el que fuera el fabricante de ordenadores por antonomasia ahora es una empresa dedicada a los últimos desarrollos tecnológicos.

Las predicciones para los próximos cinco años

Su proyecto más famoso tal vez sea Watson, el superordenador/Inteligencia Artificial que está siendo usado para probar nuevas aplicaciones de IA y aprendizaje automático; así que no debería extrañarte que las predicciones estén relacionadas con esos temas.

La Inteligencia Artificial nos permitirá saber más sobre nuestra salud mental

cerebro mente 1

La salud mental es el campo de la medicina más complicado y difícil de diagnosticar; sobre todo porque la mayoría de las veces sólo pedimos la opinión de un médico cuando es demasiado tarde.

Sólo en EEUU una de cada cinco personas sufre un trastorno mental, pero la mitad no recibe tratamiento alguno.

Las IA pueden ayudarnos a encontrar síntomas de enfermedades mentales a tiempo; analizando patrones en nuestra manera de hablar y escribir, es posible encontrar señales de trastornos mentales. Entre estos se encuentran el Alzheimer, Parkinson, la enfermedad de Huntington, y más.

parkinson boligrafo 1

Hoy en día sólo son necesarias 300 palabras para predecir la posibilidad de psicosis en una persona; por eso los dispositivos wearables pueden ayudar a conseguir la información necesaria para el diagnóstico.

Hiper-imagen y las IA nos darán visión de superhéroes

ojo fotones

El espectro visible de los seres humanos está muy limitado, incluso comparado con otros animales; un 99% del espectro electromagnético es invisible para nuestros ojos.

espectro-visible

Los últimos desarrollos de lo que se conoce como hiper-imagen, o imágenes hiperespectrales, junto con los avances en IA pueden mejorar nuestra visión; podríamos empezar a ver más allá del espectro visible y descubrir más de lo que ocurre a nuestro alrededor.

Si se consigue miniaturizar el hardware y abaratar la producción, en cinco años podríamos implementar esta tecnología. Esta iría integrada en nuestros smartphones o en otros dispositivos.

ibm-futuro-1

Por ejemplo, los coches podrían ver a través de la niebla o la lluvia, detectando objetos o condiciones como el hielo negro; también podríamos hacer una foto a nuestra comida para comprobar su valor nutricional, o si es seguro comerlo.

Los macroscopios nos permitirán entender mejor la Tierra

tierra

Conoces los microscopios, pero a lo mejor no los macroscopios. Mientras que los primeros sirven para ver cosas pequeñas, los macroscopios que plantea IBM nos permiten recopilar y analizar datos de la Tierra.

No es que no tengamos datos, de hecho gracias a los dispositivos conectados cada mes se recopilan decenas de exabytes de datos; pero los científicos se pasan el 80% de su tiempo en organizarlos y descartar las partes que no sirven. Un tiempo que podría dedicarse en analizar y entender los datos.

Con la tecnología macroscópica, será posible agregar, organizar y analizar los datos y las complejas relaciones que tienen entre ellos. Información del clima, las condiciones de la tierra, los recursos como el agua… son datos con los que se puede hacer mucho, como por ejemplo optimizar el riego de los cultivos.

Laboratorios médicos que caben en un chip

ibm-futuro-2

Siguiendo con el objetivo de detectar las enfermedades lo antes posible, eso es difícil cuando los síntomas no son aparentes. Sin embargo, un simple análisis de sangre, saliva, lágrimas o cualquier otro fluido corporal nos puede servir para detectar muchos de estos males.

La solución son pequeños laboratorios médicos, chips que podemos llevar encima y se activan en cuanto detectan algo preocupante; esta información nos llega en una notificación, y podemos acudir al médico al instante.

Para conseguir eso aún hay muchos obstáculos, no siendo el menor de ellos la necesidad de crear un chip tan pequeño; en los próximos cinco años los desarrollos se centrarán en eso, ya que en realidad ya tenemos la tecnología necesaria. Con modelos que alcanzan los 20 nanómetros, estos chips serían capaces de incluso analizar nuestro ADN.

Sensores inteligentes que detectarán la contaminación al instante

Contaminación-0

La contaminación sigue siendo un tema polémico. Aún hay gente que simplemente cree que no existe porque “no la puede ver”; pero la dura realidad es que no solo existe, sino que está afectando a nuestras vidas y a la biosfera de nuestro planeta.

Para luchar contra la contaminación, es preciso saber antes dónde está y cómo se está produciendo. Para ello en el futuro cercano se pondrán en marcha pequeños dispositivos del Internet de las Cosas; estarán situados cerca de zonas propensas a la contaminación, como sitios de extracción de gas, tuberías de transporte o sitios de almacenamiento.

De esta manera, en cuanto se produzca un escape el sistema central lo sabrá y se podrán tomar medidas al instante.

 

¿Os parecen factibles estas predicciones, o son demasiado futuristas para dentro de cinco años?

Te puede interesar
2 de 12