Omicrono, la tecnología de El Español

El prototipo original del iPhone era muy diferente al actual; tanto, que la filosofía detrás del diseño es completamente opuesta.

El iPhone es todo un icono del siglo XXI, representó un cambio en la industria tecnológica como pocos antes; pero la historia podría haber sido diferente, si Apple hubiera optado por la primera opción.

Una vez que Apple supo que quería meterse en el sector de los móviles, la pregunta era cómo hacerlo; dos proyectos internos exploraron soluciones diferentes. Uno de ellos, el P1, liderado por Tony Fadell, la mente detrás del popular iPod; el otro, el P2, liderado por Scott Forsall, quien había acompañado a Steve Jobs cuando este fue expulsado de su propia compañía.

Dos maneras de entender el smartphone

P1 y P2 son dos maneras diferentes de entender el smartphone moderno; hay que tener en cuenta que por aquel entonces el concepto “smartphone” no existía para el público general, así que tenían un enorme lienzo que pintar.

iphone-prototipo-1

Después de algunas filtraciones, por fin podemos ver este prototipo del iPhone original comparado con el que sería el ganador de la contienda. Creados en plástico y sin los lujos de la versión final, son la prueba de concepto de lo que sería el iPhone.

Alerta de “spoiler”: al final ganó el P2. Su interfaz estaba basada en pulsar iconos, aprovechando la pantalla táctil que ocupaba casi todo el dispositivo; era, y es, un planteamiento basado en dar todo el protagonismo a las apps.

Por su parte, el P1 presentó la idea con mas sentido: simplemente ofrecer lo mismo que el iPod, pero mejor; fue el enorme éxito del iPod lo que permitió a Apple plantearse un móvil, así que era lógico que el dispositivo ofreciese una experiencia similar.

El prototipo original del iPhone fue muy diferente al resultado final

iphone-prototipo-5

Como veis, P2 era bastante más lento que P1, pero eso es porque era un sistema más ambicioso; el P1 era básicamente un iPod con esteroides. Su interfaz estaba basada en una rueda que el usuario usaría para navegar por menús y programas; en perspectiva, es una interfaz horrible y muy poco intuitiva.

Pero sólo podemos decir eso porque ya nos hemos acostumbrado a la alternativa; no me quiero ni imaginar las dudas que pasaron por la mente de los responsables de Apple que tuvieron que elegir entre ambos proyectos.

iphone-prototipo-3

Que no te sorprenda el dibujo de la bellota en vez de la manzana; no es que los españoles de Zetta fuesen los creadores del iPhone, es que originalmente iOS se llamaba Acorn OS.

Aunque hoy en día el P1 y el P2 no llamarían la atención, son dos piezas históricas, que representan la elección más importante del sector en décadas.

Te puede interesar
7 de 12