Omicrono, la tecnología de El Español

Recuperar especies extintas es una de las asignaturas pendientes de resolver por parte de la ciencia, pero nuestro conocimiento sobre la genética cada vez es mayor.

Si bien hemos hablado en alguna ocasión de cómo algunos investigadores pretenden devolver a la vida a mascotas fallecidas para contentar a sus dueños (con todas las dudas éticas que esto conlleva), ahora el plan es biológicamente más llamativo: Quieren devolver a la vida una especie de tigre extinta, el Tigre del Caspio.

Según podemos leer en Biological Conservation, los investigadores de la Facultad de Ciencias del Medio Ambiente y Bosques del Estado de Nueva York tienen planteado resolver la extinción del Tigre del Caspio, una subespecie del Tigre de Siberia, la cual se produjo en la década de 1960

El Tigre del Caspio volverá a la vida gracias a la ingeniería genética

 

tigre_siberia

La gracia del asunto radica precisamente en que el Tigre del Caspio, uno de los felinos más grandes que habito la Tierra, sea una subespecie del Tigre de Siberia, ya que son similares genéticamente hablando. Además, los investigadores creen que los grandes felinos (los cuales viven actualmente en los bosques de abedules de Rusia) se adaptarían perfectamente a condiciones áridas como las de Asia Central.

En su momento, el Tigre del Caspio habitó zonas como Turquía, parte de Asia Central (como Irán e Irak) y el noroeste de China. Por desgracia, a mitad del siglo XX la caza, la pérdida de hábitat y de alimentos acabaron con esta especie de gran felino. Prácticas como el envenenamiento y las trampas, recompensadas por la antigua Unión Soviética hasta 1930, acabaron con los bosques que servían de hábitat para el Tigre del Caspio.

Dónde podría vivir de nuevo el Tigre del Caspio

balkhask_lake
Según los investigadores, el nuevo hábitat ideal para esta especie extinta de tigre sería el delta del río Ili, en la costa sur de Balkhash Lake, con 7.000 km cuadrados de zona. Aunque costaría más de 10 años conseguir una población sostenible de Tigre del Caspio, los animales como jabalíes, corzos y ciervos Bukhara serían un alimento ideal para ellos.
Inicialmente el plan es introducir unos 40 tigres, con perspectivas de llegar a 100 en unos 50 años. No parece mucho, pero si tenemos en cuenta que actualmente sólo quedan 500 tigres siberianos salvajes en el planeta, no está nada mal.
Finalmente, también hay que tener en cuenta cómo la nueva población de Tigre del Caspio podría convivir con los humanos. Generalmente esta especie de tigre es más pequeña que el Tigre de Siberia, pero un macho del Caspio puede llegar hasta los 240 kg y los 3 metros de largo, bastante más que los grandes felinos actuales (en comparación, un león suele pesar 190 kg, un jaguar 96 kg y un leopardo solo 31 kg).
4 de 10