Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

La cámara delantera del nuevo iPhone permitirá hacer selfies en 3D

La cámara delantera del nuevo iPhone permitirá hacer selfies en 3D

Los primeros datos de la cámara delantera del nuevo iPhone han sido filtrados, y son interesantes. Supone añadir una capacidad 3D a la cámara selfie.

La cámara delantera del nuevo iPhone será “revolucionaria”, y tendrá capacidades 3D, según los analistas.

Las expectativas son cada vez más altas cuando hablamos del iPhone 8. Puede que sea por las ganas que tienen los entusiastas de que el nuevo dispositivo de Apple sea revolucionario; o puede que sea por aquello de que este año se cumple el 10º aniversario del iPhone original.

La cámara delantera del nuevo iPhone tendrá tecnología 3D

Sea como sea, hoy toca hablar de la cámara delantera del nuevo iPhone; y antes de que lo digas, no, aparentemente no será una cámara normal y corriente. La “cámara selfie” normalmente suele ser la peor parada, el punto en el que la mayoría de fabricantes suele recortar.

Con el iPhone 8 no será así, o al menos eso es lo que asegura el analista Ming-Chi Kuo de KGI; según su último informe, el nuevo iPhone tendrá una cámara delantera que ha calificado de revolucionaria.

Y todo porque la cámara no servirá sólo para hacer fotos y tomar vídeo, sino que contará con un sistema 3D capaz de detectar la profundidad. Por lo tanto, posiblemente sería un sistema con dos cámaras en vez de una, como el que ya tiene el iPhone 7 Plus en la parte trasera.

Un Kinect en nuestro smartphone

Sin embargo, parece que será más apropiado hacer la comparación con el Kinect de Microsoft; este complemento para las consolas Xbox es capaz de detectar la profundidad de los objetos que graba con gran precisión.

La cámara delantera del nuevo iPhone haría algo parecido, y no dependería sólo del sensor de la cámara. Contaría con un emisor y recibidor de rayos infrarrojos de 1.4 MP, fabricados por Foxconn y Sharp. Por su parte, la cámara en sí será de Sony.

El sistema funciona disparando rayos infrarrojos y capturando los que rebotan; al conocer el tiempo que ha pasado entre que el rayo fue disparado y llegó el rebote, es posible calcular la distancia que hay hasta el objeto en cuestión. La tecnología usada proviene de PrimeSense, una startup que Apple compró en 2013.

Con esa información es posible desarrollar muchas utilidades; por ejemplo, se habla de un juego que permita crear un personaje idéntico al usuario, reconociendo la forma de su cara. También podríamos crear una selfie en 3D, que por supuesto podremos compartir con otros usuarios de iPhone.

De cara al futuro, todos los iPhone contarán con esta funcionalidad, tanto en las cámaras delanteras como traseras. Y por supuesto, la nueva cámara delantera también servirá para otros métodos de identificación biométrica, como escáner del iris.