Omicrono, la tecnología de El Español

Un nuevo chip de criptografía cuántica puede mejorar enormemente la seguridad de nuestros dispositivos.

Decir “tecnología cuántica” es casi lo mismo que decir “ciencia ficción”; no es algo a lo que la mayoría de la gente tenga acceso, y probablemente hasta dentro de varias décadas no se popularizará.

Aunque es cierto que los ordenadores cuánticos no llegarán mañana, eso no significa que no haya aplicaciones muy interesantes de los principios que los gobiernan.

Eso es lo que cree el fabricante surcoreano SK Telecom, que ha presentado en el MWC su plan para llevar la criptografía cuántica a todo el mundo.

El problema de generar números aleatorios

Tu ordenador, tu smartphone, o incluso tu calculadora puede generar números que “parecen” aleatorios; de hecho, puedes buscar en Google “número aleatorio”, y te saldrá uno.

Si pides un número aleatorio varias veces, te saldrán resultados diferentes. Pero eso no significa que sean aleatorios.

De hecho, casi con completa seguridad no lo son; esto lo sabemos porque los chips de estos sistemas están fabricados y programados de una manera concreta y fija. Por lo tanto, sólo es lógico que haya resultados que sean más probables que otros.

Esto es preocupante porque  el principal uso de los números aleatorios en la actualidad es el cifrado; los algoritmos de cifrado necesitan un número aleatorio, a partir del cual, y después de varias operaciones, crear un archivo cifrado único en todo el mundo.

Si un atacante sabe el rango de números aleatorios que un procesador es capaz de elegir, reducirá la cantidad de números que tendrá que probar. Y con el aumento de potencia de los procesadores actuales, el tiempo necesario para “crackear” el cifrado es cada vez menor.

El chip de criptografía cuántica que genera números aleatorios verdaderos

De ahí la necesidad de dar el salto a la tecnología cuántica; SK Telecom lo hará con un diminuto chip, de apenas 5 milímetros cuadrados, capaz de generar números aleatorios verdaderos.  Para ello, han aprovechado un fenómeno conocido como ruido de disparo cuántico.

Dentro del chip hay dos luces LEDs, que al encenderse disparan fotones contra la parte interior del chip; estos fotones rebotan de manera aleatoria, y son capturados por un sensor de imagen CMOS en el interior del chip.

El “ruido” detectado por el sensor es aleatorio por naturaleza; por lo tanto, la imagen obtenida por el sensor puede ser usada para generar un número aleatorio verdadero.

Este chip, una vez implementado, fortalecerá el cifrado de nuestros smartphones y dispositivos del Internet de las Cosas; y todo eso, sin necesidad de cambiar de algoritmos de cifrado.

Por el momento, no hay dispositivos con este chip anunciados; pero marca un buen comienzo para esta tecnología.

  • Larry Page

    Que aun no sepamos como colapsa la funcion de onda no significa que no sea determinista…

6 de 14