Omicrono, la tecnología de El Español

Llegan las Facebook Stories, las historias efímeras que ya conocemos de Snapchat o Instagram, pero ahora integradas en la aplicación de la inmensa red social.

En los últimos tiempos hemos visto como el contenido temporal en Internet ha ganado mucho peso: mensajes, vídeos e imágenes que se autodestruyen al cabo de unas horas. Snapchat creó escuela, fue el rey durante un tiempo, pero su futuro pinta bastante turbio, sobre todo ahora con la llegada de las historias de Facebook.

En alguna ocasión se ha dicho “Zuckerberg siempre gana”, y no es para menos. El líder de la red social más conocida y usada del planeta sabe muy bien que tiene una posición privilegiada y puede meterse en tantos terrenos como le plazca, con muchas probabilidades que todo le salga bien. ¿Que Snapchat tiene éxito y no se dejan comprar? Pues clono tus características estrella en Instagram. Si eso no fuera poco, ahora están también las Facebook Stories.

Las Historias de Facebook (también denominadas Stories o incluso la nueva Facebook Camera) es una nueva forma de compartir contenido en Facebook y su funcionamiento es prácticamente calcado al de las Instagram Stories, es decir, todas las fotos y vídeos que subamos y a las que podemos aplicar filtros y efectos, desaparecerán al cabo de 24 horas.

¿Dónde está Facebook Stories y cómo funciona?

Facebook Stories se limita, de momento, a la aplicación para smartphones. Es decir, es una característica que no encontramos en la versión web de la red social, ni para subir contenido, ni para verlo.

Ahora, al entrar en la aplicación de Facebook, verás un pequeño cambio de diseño: todo el menú superior donde encontrábamos las pestañas del muro, las notificaciones o las solicitudes de amistad, pasa a estar en la parte inferior y su hueco lo ocupan las Stories de Facebook.

 

El diseño es clavado al que conocemos de Instagram, veremos pequeños círculos con las caras de nuestros contactos y sus historias. Basta con pulsar en cada una de ellas para que comiencen a reproducirse automáticamente.

Cómo crear Historias de Facebook

Si lo que quieres es compartir momentos efímeros – recuerda que todo lo que se sube a Stories de Facebook dura solo 24 horas – simplemente tienes que pulsar sobre tu avatar o deslizar hacia la derecha para que aparezca la interfaz de la cámara.

Ahí tenemos todos los controles y botones de personalización: podemos hacer fotos, cambiar de cámara entre trasera y frontal, añadir filtros, efectos y, si mantenemos pulsado el botón, se grabará un vídeo.

También puedes subir a Facebook Stories fotos y vídeos de la galería del teléfono y, a diferencia de Instagram, aquí no es necesario que sean de las últimas 24 horas, pueden tener más tiempo.

Una vez personalizada la imagen o vídeo con toda la parafernalia que queramos añadir, llega el momento de compartirla y tenemos varias opciones. La más directa es enviarla directamente a nuestra “Historia”, es decir, que será visible por todos nuestros amigos (y solo nuestros amigos, no de forma pública) durante las 24 horas siguientes.

Sin embargo, también tenemos la posibilidad de enviar la historia a contactos concretos, de forma que sólo ellos la podrán ver, a modo de comunicaciones privadas. O, si antes de compartirlo te arrepientes, puedes seleccionar que se publique en tu biografía como una publicación normal y corriente de las que no desaparecerá nunca.

Snapchat tiene un serio problema

En definitiva, Facebook Stories es una forma más de compartir contenido que se complementa con lo que ya hemos visto en Instagram Stories y con lo que probablemente veamos en un futuro muy próximo en WhatsApp (en la aplicación de mensajería se llamarían Estados o Status).

Si todavía no te aparece Facebook Stories en la aplicación, paciencia, llegará pronto. Hay que tener en cuenta que ahora mismo se está desplegando para 1.800 millones de usuarios en todo el planeta.

Eso sí, Facebook Stories representa otro pedrazo en el camino de Snapchat. Recordemos que hace unas semanas se anunció su IPO (Initial Public Offering, Oferta Pública Inicial) y se valora Snapchat en 25.000 millones de dólares. Sin embargo, hay muchas dudas en el futuro de Snapchat, se duda de su rentabilidad, es más, en el documento oficial del anuncio de salida a Bolsa la propia compañía asegura que puede que jamás se logre una rentabilidad.

Snap cerró 2016 con 404 millones de dólares en ingresos, y más de 500 millones de dólares en pérdidas. Actualmente tienen 158 millones de usuarios y las cifras de crecimiento se han ralentizado.

Instagram Stories, Facebook Stories y los nuevos estados de WhatsApp pueden bombardear por completo la salida a bolsa de Snapchat.

Te puede interesar
8 de 9