Omicrono, la tecnología de El Español

Sin hacer todavía mucho ruido, Hypeloop sigue cociéndose a fuego lento y en los últimos días se ha celebrado una nueva etapa del concurso para crear el transporte del futuro.

SpaceX está volcada en su negocio aeroespacial y podemos decir que no va nada mal, han conseguido que veamos como algo normal que un cohete viaje al espacio, ponga en órbita los satélites que carga y vuelva ‘tranquilamente’ aterrizando sobre una plataforma remota en mitad del océano.

Sin embargo, más allá tienen sus futuros proyectos para viajar y crear una colonia humana en Marte, pero también para revolucionar el transporte terrestre con Hyperloop.

¿Qué es Hyperloop?

hyperloop 3

La idea tras Hyperloop es crear un transporte de pasajeros y mercancías capaz de viajar a más de, ojo, 1.200 kilómetros por hora y para ello la clave estaría en cápsulas o ”pods” que se moverían a través de un tubo al vacío.

Obviamente no es un proyecto fácil y cuantas más cabezas haya ideando distintas formas de afrontar el desafío más rápido se avanzará en su desarrollo, así que se puso en marcha una competición llamada “Hyperloop Pod Competition”. Este concurso han participado cientos de equipos y universidades y el objetivo es encontrar el diseño de cápsula más adecuado.

El pasado año ya hubo varias rondas para ir filtrando equipos en función de los diseños planteados y su viabilidad y también hemos visto los primeros prototipos de Hyperloop en movimiento:

Esta pasada se ha celebrado un nuevo evento de la competición por conseguir la cápsula Hyperloop más adecuada, un total de 27 equipos ha llevado sus prototipos a las instalaciones de SpaceX en Hawthorne, California, donde la compañía ha construido un tubo a escala a modo de circuito de 1.6 kilómetros de longitud.

Antes de meterse al circuito, los equipos seleccionados tuvieron que poner a prueba sus creaciones pasando primero test de frenado, propulsión e integridad entre otros y de ahí se hizo otra selección con los que finalmente se lanzaron.

En el vídeo superior podéis ver las pruebas de los tres máximos clasificados. En primer lugar el equipo de la Universidad de Delft (su presentación en vídeo), seguidos del equipo WARR Hyperloop de la Universidad de Munich que consiguieron la máxima velocidad con su ‘pod’ y por último el equipo del prestigioso MIT, que destacó por la seguridad de su cápsula. El propio Elon Musk estuvo presente agradeciendo la labor a los equipos por contribuir a la innovación:

¿Y ahora qué? Pues este ha sido otro paso más para seguir dando forma a Hyperloop, la próxima cita es en verano de 2017 con el Competition Weekend II y ojo que esas pruebas serán muy interesante por las pruebas tendrán un objetivo último: alcanzar la máxima velocidad posible dentro del tubo.

El premio para el ganador final será, además de una recompensa en dinero, poder incorporarse al equipo de desarrollo final de Hyperloop.

5 de 10