Omicrono, la tecnología de El Español

La evolución tecnológica es cada vez más rápida y está presente en cada uno de los ámbitos de nuestras vidas. Desde los electrodomésticos que usamos en nuestros hogares hasta los vehículos que usamos a diario para acudir a nuestros puestos de trabajo, todo ha sufrido un gran cambio de unos años hasta ahora.

En el caso del sector automovilístico, hemos podido ser testigos de grandes avances, tanto en materia de seguridad como de comodidad y conectividad. No hay mas que ver la gran apuesta que algunos fabricantes están haciendo por los coches autónomos.

Los chicos de Ford han querido mostrar al público cual ha sido la evolución del sistema de luces de sus vehículos a través de los años. Para ello han compartido unas imágenes en las que podemos apreciar los cambios, desde un Ford T del año 1908 hasta llegar a un Ford Mustang del 2016.

Así ha sido la evolución de las luces delanteras de los coches

Hoy en día, tenemos muy claro que la seguridad al volante es esencial y ello comienza con un sistema de alumbrado adecuado que nos permita ver y ser vistos. Pero estas imágenes evidencian que en 1908 los faros del Ford T no eran precisamente una maravilla.

Los faros de este modelo de Ford no conseguían alumbrar a un ciclista situado a 12 metros de distancia, el cual ha sido usado para este experimento, tal y como podemos ver en el vídeo que acompaña estas líneas

El Ford T, del cual se llegaron a vender más de 15 millones de unidades entre 1908 y 1927, contaba con un sistema de alumbrado con lámparas de acetileno que debían encenderse antes de iniciar la ruta. No cabe duda que la tecnología ha beneficiado enormemente a los dueños de los vehículos más modernos, los cuales cuentan con luces LED y lámparas de xenón.

Los nuevos sistemas no solo ofrecen un mayor campo de visibilidad, sino que también nos facilita ser vistos por los demás conductores.

La evolución tecnológica ha jugado un papel fundamental

Los modelos de vehículos que han sido incluidos las imágenes facilitadas por Ford son 6, llegando a cubrir un periodo total de 109 años. La evolución entre el primer y último modelo es más que evidente y solo tenemos que comparar la iluminación entre los modelos más antiguos y el Mustang del 2016, el cual muestra con total cl

Michael Koherr, ingeniero de investigación de iluminación de Ford, ha declarado lo siguiente:

En materia de tecnología de iluminación, hemos salido de las edades más oscuras. Es realmente increíble la diferencia que han supuesto los cambios en materia de seguridad vial y comodidad del conductor.

Hemos pasado de usar lo que eran prácticamente velas a faros LED y de xenón realmente eficientes y efectivos. En el futuro, veremos más coches equipados con luces LED súper brillantes, las cuales podrán ayudar a los conductores a estar más alerta. La visibilidad nocturna ha mejorado muchísimo.”

Tal y como apuntan desde Geek’s Room, la mayor evidencia en la evolución del sistema de iluminación delantera de los vehículos la tenemos el el vídeo. No tenemos más que ver que, mientras el Ford T de 1908 no conseguía alumbrar al ciclista situado a 12 metros, el nuevo Ford Mustang de 2016 conseguía hacerlo sin ningún tipo de problema.

  • globencar

    Si, el conductor verá mejor con las luces de xenon, pero es a costa de incinerar las córneas del resto de los mortales que las sufrímos.

    • DarkVolpe

      Es horrible encontrarte a alguien con ese tipo de luces en calles de doble sentido

4 de 6