Omicrono, la tecnología de El Español

Hoy SpaceX ha presentado su plan de turismo espacial más ambicioso hasta ahora: enviar a dos personas a orbitar la Luna.

El turismo espacial es una fuente de ingresos que probablemente ninguna empresa del sector podrá obviar; sí, eso supone que sólo unos pocos privilegiados podrán disfrutar de estos avances, pero la idea es que gracias a su dinero sea posible que todo el mundo pueda disfrutarlos en el futuro.

Y si hay una empresa que tiene que demostrar que hay futuro en esto, es SpaceX, que no puede vivir siempre de los (profundos) bolsillos de Elon Musk. De ahí el anuncio de hoy, de que SpaceX ofrecerá turismo espacial.

El primer viaje de turismo espacial de SpaceX

Si tenías algunos milloncejos guardados y tenías la esperanza de aprovecharlos ahora, siento decepcionarte. Los dos candidatos ya han sido seleccionados, aunque sus nombres no se han hecho públicos.

Sin embargo, es muy probable que sean personas conocidas o incluso famosas. Al fin y al cabo, para ser considerados para el viaje inicial de SpaceX antes han tenido que soltar una suma “significativa”, según Musk; aunque, por supuesto, tampoco ha querido dar cifras. Aunque sí que ha dicho que el coste de la misión es comparable al de un viaje tripulado a la Estación Espacial Internacional.

No es sólo cuestión de dinero. SpaceX considera que ambos turistas “van en serio”, por lo que no se echarán atrás cuando se monten en el cohete y se den cuenta de dónde se han metido. El riesgo es grande, y es inevitable pensar en incidentes como la explosión de un Falcon 9 el año pasado.

En cuanto al viaje, será un trayecto de unos 644.000 kilómetros, alrededor de la Luna, y durará una semana. Después del lanzamiento, la cápsula Dragon pasará muy cerca de la superficie de la Luna, la pasará y a continuación hará una órbita de vuelta a la Tierra.

Un detalle interesante es que los turistas irán solos en la cápsula; los sistemas autónomos se encargarán de todo durante la mayor parte del trayecto. Si hay una emergencia, puede que los turistas tengan que tomar el control con explicaciones desde control de tierra; pero Musk asegura que el porcentaje de éxito es muy alto y eso no será necesario.

SpaceX tiene una agenda muy apretada

¿Y esto cuándo ocurrirá? Más pronto de lo que piensas: en el segundo trimestre del 2018. Los turistas ya se conocen y el entrenamiento necesario para soportar el viaje ya ha comenzado; sólo falta lo más importante, los vehículos.

El cohete Falcon Heavy aún no se han estrenado, y sin estas partes no hay viaje. El vuelo inaugural del Falcon Heavy se espera para mediados de año, mientras que la cápsula Dragon tiene un viaje en el que se simulará tripulación previsto para finales de año. Eso dejaría muy pocos meses, y muy pocas pruebas, hasta el viaje turístico.

Hasta entonces, aún quedan muchas dudas. ¿Sufrirá retrasos? ¿Qué hay de los contratos con la NASA para enviar astronautas a la ISS y a la Luna? ¿Quiénes son los turistas?

1 de 18