Omicrono, la tecnología de El Español

Tras la filtración de Wikileaks en la que se expusieron decenas de vulnerabilidades de seguridad la reacción de empresas como Apple, Google, Samsung o Microsoft no se ha hecho esperar.

Después de una larga época de declive Wikileaks ha vuelto a ocupar las portadas de medio mundo con su “Vault 7”, una filtración de documentos en la que se relatan los distintos sistemas y herramientas que usa la CIA y otras agencias gubernamentales de Estados Unidos para hackear todo tipo de dispositivos: desde teléfonos móviles y ordenadores hasta televisiones inteligentes. De ahí que las compañías tecnológicas afectadas no hayan tardado en tranquilizar e informar a sus usuarios.

Una de las primeras en reaccionar ha sido Apple que envió un comunicado a John Paczkowski, redactor de Buzzfeed News. En él aseguran que “están comprometidos con la seguridad y privacidad de sus clientes” y que según sus análisis previos “la mayoría de vulnerabilidades que se han hecho públicas ya han sido solucionadas en las últimas versiones de iOS”. De ahí que animen encarecidamente a todos los usuarios de iPhone, iPad, Mac y Apple Watch a actualizar cuanto antes a la última versión.

Por su parte Google en un comunicado enviado a Recode, ha asegurado que también ha solucionado la mayoría de vulnerabilidades de Chrome y Android que aparecieron en las filtraciones. Heather Adkins, director de información, seguridad y privacidad de Google, ha asegurado que “está seguro de que las actualizaciones de seguridad y protección de Chrome y Android ya están protegiendo a sus usuarios”. Además, ha añadido que el análisis de los fallos de seguridad ya estaba en curso antes de hacerse pública la filtración y que “implantarán todas las protecciones que sean necesarias”.

Aunque el núcleo de Android sea seguro todavía queda en el aire saber qué pasa con la inmensa mayoría de usuarios que usan una versión modificada por los fabricantes. Con la frecuencia de actualización de algunos terminales es posible que pasen varios meses hasta que se solucione o que en algunos casos los parches no lleguen nunca. Con Chrome no hay ningún problema, puesto que cuenta con un sistema de actualización automática.

Por último, tanto Samsung como Microsoft han sido más escuetos en sus declaraciones públicas. El primero, cuyas televisiones inteligentes de la serie F8000 han sido comprometidas, ha asegurado que “proteger la privacidad de sus usuarios y la seguridad de los dispositivos es una prioridad de primer nivel”. Lo que no ha hecho Samsung es aclarar si la vulnerabilidad ya había sido corregida o cuanto tardarán en hacerlo. Microsoft ha asegurado que “tienen constancia de los fallos y están investigando cómo solucionarlos”.

Actualiza si quieres protegerte de filtraciones como las de Wikileaks

Por mucho que la tecnología haya avanzado en los últimos años, las actualizaciones de software siguen siendo un incordio para la mayoría de usuarios. Puede que a primera vista los típicos “bug fixes” (o solución de errores) no sean muy emocionantes pero si tenemos en cuenta este tipo de filtraciones resultan mucho más necesarios que los nuevos emoji. Los sistemas operativos y aplicaciones actuales son tan grandes y complejos que es difícil asegurar una impenetrabilidad del 100% pero siempre vas a estar más seguro si tienes la última versión instalada.

Te puede interesar
10 de 13