Omicrono, la tecnología de El Español

Vivimos una época en la que la información rápida de las redes sociales domina el mundo. ¿Cómo puedes sobrevivir los blogs en la era de las redes sociales?

Estamos en una época complicada para los medios de comunicación, el periodismo y la información desarrollada. Es la época de las fake news, el clickbait, la publicidad abusiva. La época en la que le inmediatez prima sobre todo, y la cantidad importa más que la calidad.

Los blogs y medios digitales luchan por sobrevivir en un entorno en el que cada vez cuesta más encontrar un espacio. Y esto desemboca en ciertas prácticas que solo contribuyen a la desinformación, pero ayudan a ganar dinero a los que las emplean. La cuestión es, ¿cómo hemos llegado hasta esta situación? ¿Qué posibles soluciones existen?

“Lo vi en Facebook”, o cómo los medios han perdido personalidad

blogs en la era de las redes sociales

Uno de los principales problemas de los medios y blogs es que ya no tiene personalidad propia a ojos de los lectores. Antes, normalmente llegabas a una noticia o un post interesante porque ibas al sitio que te interesaba leer. Ahora, lees lo que te encuentras en las redes sociales.

En ese sentido, Facebook se ha convertido en una suerte de televisión de medios. A no ser que seas un medio muy grande y con mucha reputación, ya nadie dice “vi esta noticia en tal blog”, sino, “vi esta noticia en Facebook”. Así, pese a que las redes derivan mucho tráfico a terceros, esos terceros ya no importan per se. Son solo un granito más en el inmenso mar de contenido que es Facebook o Twitter. Y la gente dice “lo vi en Facebook” en lugar de mencionar la fuente, igual que dice “lo vi en la tele”, en lugar de mencionar el canal.

Nos quedamos en el titular

blogs en la era de las redes sociales

Otro gran problema a la hora de producir información desarrollada es que vivimos en una sociedad sobreinformada. Donde antes había una noticia en la tele, el periódico o un feed RSS, ahora hay 50 en redes sociales. Y nadie puede leer 50 veces más noticias que antes. Así que al final, no llegamos a profundizar en nada. Donde antes leíamos un artículo y nos informábamos bien, ahora leemos 50 titulares y acabamos con más dudas que certezas.

De esta forma, los blogs se han convertido en productores de un contenido del que la inmensa mayoría de la gente se quedará en la superficie. Y a su vez, en busca de que se lean los artículos, han hecho titulares menos informativos y más sensacionalistas. Esto genera un bucle de desinformación que no beneficia ni a medios ni a lectores.

La era de las redes sociales es también la era de la posverdad

blogs en la era de las redes sociales

Toda esta desinformación ha contribuido a que la verdad haya dejado de ser importante para muchos. Tan es así que que el Diccionario de Oxford hizo de post-truth la palabra del año en 2016. Siempre ha existido una tendencia a buscar contenido afín a nuestra opinión, pero ahora eso se ha convertido en algo primordial.

La era de las redes sociales es también la era de opinar, discutir y llevarse la razón. Por eso, lo que se busca en un artículo no son hechos veraces para estar mejor informado, sino cualquier cosa que apoye nuestra opinión. Así han proliferado movimientos como los antivacunas, y las fake news se han convertido en protagonistas en redes sociales.

Es cierto que ahora al menos hay cierta voluntad por luchar contra esto. Facebook va a empezar a utilizar un filtro contra noticias falsas de cara a las elecciones francesas, y Wikipedia ha prohibido enlazar medios sensacionalistas. Pero la raíz del problema está en qué tipo de contenido tiende a compartirse y crecer, y que las alternativas en la sociedad actual sean noticias falsas o una censura controlada por unos pocos da miedo.

Blogs en la era de las redes sociales y redes sociales que son plataformas de blogging

blogs en la era de las redes sociales

Dentro de todo este caos entre informativo y desinformativo que es el Internet contemporáneo, aún quedan ideas que quieren salvar el periodismo y el blogging de calidad. Pero el dinero sigue siendo un gran problema.

Medium es probablemente el fenómeno de blogging más interesante de los últimos años. Creado por Evan Williams, antes fundador de Blogger y cofundador de Twitter (algo de plataformas de información sabe este hombre), es un intento por hacer sobrevivir la información de calidad. Es una plataforma de blogging que funciona como una red social. Sigues gente, la gente te sigue y el contenido llega a tu feed a partir de un algoritmo.

blogs en la era de las redes sociales

Lo más interesante de Medium es cómo funciona ese algoritmo. La plataforma no da más relevancia al contenido con más clics, sino que le interesa el contenido que gusta más a la gente, en el que la gente pasa más tiempo y el que genera más conversación. Medium es una red con mucha actividad y el contenido de calidad tiene un hueco allí, pero a principios de este año se destapó su problema, no tienen forma de ganar suficiente dinero.

Williams tuvo que despedir a un tercio de su plantilla a principios de año. Y no es solo que la empresa no gane dinero suficiente, sino que la gente que produce contenido en la plataforma tampoco gana el dinero que necesita. Un modelo basado en publicidad comedida no era ni es suficiente para la plataforma.

Posibles soluciones: en busca de seguidores fieles

blogs en la era de las redes sociales

En 2017, lo que está claro es que los medios necesitan renovar su foco respecto al negocio. Y no es algo importante solo para los propios medios, sino para una sociedad que necesita una información mejor. Hace falta un espacio para la investigación, la opinión fundamentada y la información que prima la veracidad.

Un modelo basado en publicidad y en el que pueda proliferar información de calidad no funciona para todos. No funciona para la mayoría, de hecho. El futuro pasa por volver a pagar por la información, y para ello los blogs tendrán que construir una base de lectores fieles. También tendrán que luchar contra la pérdida de personalidad antes mencionada.

Volviendo al caso de Medium, parece que ellos son los primeros conscientes de esto, ya que van a integrar suscripciones de pago en su plataforma. Últimamente, también están creciendo los proyectos basados en el mecenazgo, y el éxito de Patreon, plataforma dedicada a ello, lo confirma.

El principal problema es que para que este tipo de financiación funcione en la mayoría de blogs, hará falta un cambio cultural tremendo. Internet nos ha acostumbrado a que la información es gratis, y eso va a ser muy difícil cambiarlo. Mientras tanto, los blogs en la era de las redes sociales tienen cada vez más complicado sobrevivir. Y la sociedad está cada vez más informada, pero al mismo tiempo, mucha gente está peor informada que nunca.

  • Astur

    Yo sigo prefiriendo los foros, les dan millones de vueltas a cualquier red social

  • Fabián

    Pues yo prefiero los blogs, y dejo las redes sociales para temas “Sociales” y cosas rápidas offtopic. Para leer y conocer cosas nuevas, cualquier página web, blog o foro es mucho más versátil, basicamente porque se especializan en una temática y tienen mejores herramientas

1 de 5